El diseño, clave para innovar

Por

La innovación tecnológica requiere siempre de ingenieros, emprendedores y financieros atraídos por los riesgos y las oportunidades que conllevan las aventuras. Cada uno crea su propia receta. No existe una única que sirva para todo. Lo que cuenta es la mezcla, la combinación entre esos distintos elementos, una fórmula que se irá enriqueciendo, haciéndose potencialmente más perturbadora, si se agrega una generosa dosis de diseño.

Silvio Meira es quien mejor ayuda a comprender su importancia en la innovación de los países emergentes. Profesor de Ciencias de la Computación en Recife, capital del noreste brasileño, está convencido de que las empresas de Silicon Valley yerran al creer que pueden mantener su dominio mandando a fabricar sus aparatos fuera de sus fronteras mientras se dedican a diseño, como si fueran Apple.

De hecho, el investigador estima que: “el diseño es brainware y los cerebros brasileños son tan buenos como otros”. Usa brainware, como una forma de referirse al diseño bien pensado, a un valor a la hora de crear, en el mismo sentido en el que se referiría a software o hardware, para designar un producto propio de la mente, del cerebro.

Para un país como Brasil es importante. Se trata de un ejercicio que puede surgir de manera relativamente rápida en el mundo entero, a diferencia de los sofisticados algoritmos todavía fuera del alcance de su país y que costará años de educación de calidad y de formación de ingenieros de alto nivel. Por este motivo Meira aboga por el diseño y a puesta por hacer del Porto Digital de Recife (tercer polo tecnológico de Brasil, detrás de Sao Paulo y de Río de Janeiro) un centro para las “industrias creativas”. Él mismo acaba de lanzar Ikewai.com una empresa dedicada al diseño de negocios.

En India muchos tienen la sensación de que no se valora lo suficiente. “En el pasado era posible vender cualquier producto aunque estuviera pobremente diseñado, siempre y cuando fuera funcional”, expone Kashan Kumar, presidente de The Indus Entrepreneurs (TIE), una asociación fundada en Silicon Valley para fomentar el empresariado indio en el mundo. TIE está financiado con el dinero y la experiencia de aquellos compatriotas que han tenido éxito. “A ojos de la clase media el diseño podría ser deseable pero no imprescindible porque puede vivirse sin él. Y encima cuesta más. El arte tradicionalmente se considera cosa ricos.”

“Contamos con cientos de universidades que forman ingenieros y muy pocas para diseñadores” -prosigue Kumar- “Las bellas artes son consideradas como una afición no como una profesión”.

En Israel, Yossi Vardi, reconoce que “se trata de un elemento importante” del proceso de innovación. “Hoy en día Internet y los móviles se han vuelto obras de arte, una nueva forma de arte”, asegura. “La tecnología es un soporte, una capa -como si fuera un lienzo, arcilla, papel o piedra- a través de la cual el talento y el arte se expresan. Sin ese atributo es imposible atraer a los usuarios.”

La empresa que más ha bregado para que entendamos y aceptemos la trascendencia del diseño es Apple, por supuesto. Para empezar, demostró que no solo importa tener una máquina que sirva -ya sea un ordenador o un teléfono inteligente-, y, para continuar, que la estética y la facilidad de uso juegan un rol relevante en la decisión de compra. La innovación en el terreno de las TIC se entiende mejor, pues, como el fruto de una tensión creativa entre ingenieros y diseñadores.

Vardi recuerda las disputas en Silicon Valley, cuando la informática que hoy se conoce popularmente daba sus primeros balbuceos, entre los partidarios de la inteligencia artificial reagrupados alrededor del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford (SAIL) y los que respaldaban, en vez del reemplazo por las máquinas, “la expansión” del espíritu humano mediante el ordenador y, por qué no, el LSD. Sus líderes eran Stewart Brand (creador del Whole Earth Catalog, la biblia de los hippies) y Doug Engelbart, inventor del ratón y primer promotor de la interfaz gráfica y de los enlaces hipertextuales. La revista Time publicó un artículo en 1995 que, bajo el título “Todo esto se lo debemos a la hippies“, retomaba esta tensión fundamental para entender la historia de las tecnologías de la información.

No fue casualidad que Steve Jobs perteneciera a ese segundo grupo pero las cosas han cambiado desde entonces y los diseñadores de hoy poco tienen que ver con los hippies de los años sesenta del siglo pasado.

El diseño ha dejado de ser asunto exclusivo de los artista para convertirse en un método para abordar los problemas de la manera más creativa posible.

Según Tim Brown, presidente de IDEO.com, las tres etapas principales (algunos proponen siete), descritas en su libro Change by Design, consisten en “aprender de la vida, de los demás” y luego observar, “mirar lo que la gente no hace y escuchar lo que no dice”. La idea se centra en que los focus groups no sirve de nada. Hace falta investigar las necesidades de la gente, empezando por las que no formulan. Y luego hay que mostrar empatía, “dejar de analizarlos como ratas de laboratorio” y “meterse en sus zapatos” para entenderlos mejor.

Fuente: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2012/08/17/actualidad/1345231571_202555.html

Innovación, Diseño y Futuro marcan la primera jornada de TEDxPatagonia

Más de 100 personas vinculadas al Ecosistema Nacional de Innovación de Chile participaron de la primera jornada de TEDxPatagonia en el Centro Gabriela Mistral, GAM, en el marco del Primer Taller Nacional Diseña Innovación,  Emprende Negocios y de la Semana del Emprendimiento y la Innovación 2011. El encuentro comenzó con la presentación de Leonardo Maldonado, Gerente General de Gulliver, uno de los chilenos comprometidos con ampliar la conversación sobre el futuro y oxigenar el debate nacional a través de TEDxPatagonia. Maldonado, invitó a reflexionar sobre la incertidumbre del futuro: “¿Qué nos falta?, No sabemos, quedamos caducos. Tenemos que entender lo que nos rodea de una manera distinta y para mantenernos vigentes, es clave la innovación”, enfatizó. Para responder qué nos falta, Maldonado presentó a los panelistas que con sus testimonios buscaron abrir la mente y dejar a los asistentes más preguntas que respuestas.

INNOVACIÓN: Transformación desde el interior

El primer expositor fue Alfredo Muccino, diseñador italiano radicado en Palo Alto, experto en branding, quien actualmente está a cargo de la visión y el proceso detrás de la producción estratégica y creativa de Liquid Agency. Muccino, se refirió a su emprendimiento creado hace 10 años atrás. Comenzó como una agencia de branding en la que ayudaban a las empresas a construir sus marcas, fomentando en ellas la lealtad y preferencia de sus productos. Hasta ahí su trabajo funcionó bien, pero de pronto su percepción cambió.

“Hoy veo que grandes marcas como Google, Apple y Facebook no son sólo lo que hacen, sino lo que representan. Me di cuenta que nuestra compañía debía cambiar, al igual que mi rol dentro de ella; que mi trabajo era superficial, con mi equipo hacíamos solo la fachada, pero realmente no cambiábamos nada”, señaló. Así fue como, decidieron que debían hacer un cambio más sustancial en las empresas. “No estábamos satisfechos con sólo hacer que esas compañías se vieran mejor, porque la transformación real no es sólo superficial. Un cambio real comienza desde el interior y en ese sentido, Apple supo hacerlo”, ejemplificó. Según dijo Steve Jobs se propuso cambiar el mundo, “por eso Apple no sólo es una gran compañía, sino que una tremenda marca que ha evolucionado en el tiempo”.

Como recomendación a quienes tienen una empresa y buscan innovar, Muccino aconsejó como clave tener un propósito simple. “En los negocios el propósito u objetivo no es el dinero, este es un efecto colateral. El objetivo tiene que ver con tocar la vida de las personas. Cuando las compañías definen su propósito, promueven la inspiración y eso trae un trabajo alineado y capacita la cultura de la innovación”, señaló.

Muccino, enfatizó que para que una marca sea buena, debe construir una cultura de innovación, pero ésta debe ocurrir producto de una transformación que comience desde el interior. Para esto, las empresas requieren ser auténticas.  “La autenticidad es sustentable”, añadió.

La revolución del consumidor

Posteriormente, el emprendedor social Pedro Traverso fundador de aguas Late! Fue el siguiente speaker. Late!, se formó como una empresa de responsabilidad social, que nació entre un grupo de amigos que aportaron un monto simbólico de $200.000 cada uno para formar la sociedad. De manera paralela, iniciaron la formación de la Fundación Elige Bien, entidad sin fines de lucro que sería la propietaria final de Late!.

Hoy Late! pertenece en un 99,9% a la Fundación Elige Bien y en un 0,1% a su fundador Pedro Traverso, quien mantiene esa cantidad simbólica únicamente para evitar la disolución de la sociedad de responsabilidad limitada.

Traverso, se refirió al gran desafío de mantener una marca en un mercado en el que es tan difícil diferenciarse y en el que hay que estar sujeto al marketing. “Además, hoy estamos en un escenario en el cual el consumidor es más informado, más consciente y más organizado”.

“Yo soy un convencido del gran poder que tiene el consumidor. Nosotros como consumidores debemos decir qué queremos, qué nos gusta y qué no nos gusta. Tenemos un gran poder, una de las armas más efectivas es ir al supermercado y elegir las marcas de mayor calidad. Una compra es un voto que orienta a las empresas”, señaló.

“En Late!, donamos el 100% de las utilidades a fundaciones que apoyan a niños y adolescentes en riesgo social. Ha sido complejo, pero desde el 2009 hemos donado más de 30 millones, a pesar de ser un producto commodity, que es muy difícil diferenciar. La clave es que el valor agregado que damos a nuestro producto, es que el consumidor siente satisfacción más allá del producto en sí: se satisface porque sabe que está ayudando”.

Traverso, comparó esta situación con una revolución del consumidor, argumentando que las revoluciones más eficientes son las que nacen dentro del sistema.  Las que provocan cambios no sangrientos, esas son las más efectivas. “Nuestra invitación es a unirse a nuestra revolución y las empresas tienen que adelantarse a la Responsabilidad Social Empresarial”, enfatizó, agregando que las empresas deben comprometerse socialmente, ser responsables, porque  las que ya lo están haciendo, generan ventajas competitivas que los consumidores sabrán diferenciar.

Todos podemos diseñar

Otro de los expositores que se hizo presente fue Marty Neumeier, diseñador, fundador y presidente de Neutron LLC, experto en identidad de marcas y director de transformación de Liquid, consultora de branding. Neumeier comenzó su charla refiriéndose a una frase de Steve Jobs, que para él resulta trascendental. En una oportunidad, señaló, cuando la economía mundial estaba hundiéndose, Apple estaba al alza, se le preguntó a Jobs cómo lo hacía, y él respondió: “Tratar de seguir innovando”.  Para Neumeier, esto es clave. Implementar una cultura de innovación es la solución. “Si usted quiere innovar, usted tiene que diseñar, ese es el secreto para innovar continuamente. Pero reinventar, y rediseñar situaciones para mejorarlas, también es innovar”, señaló.

Neumeier, también se refirió a la labor del diseñador, señalando que éste no sólo crea artefactos. “Un diseñador es cualquier persona que piensa en cambiar situaciones existentes para que éstas sean mejores”, puntualizó. Agregó en esa dirección que hasta un gerente debería ser un diseñador. “En una compañía, todo puede ser un proyecto de diseño: en él todos dan y reciben algo, y con esto se puede lograr un cambio verdadero”, aconsejó. Finalizó su presentación señalando que hay que mantener vivo el mensaje de Jobs. “Seguir innovando”.

Cambiar nuestra actitud, buscar la pasión

Daniel Pandza, fue otro speaker en TEDxPatagonia. Pandza, es un diseñador de Modelos de Negocio, emprendedor y académico en el área de dirección estratégica de la innovación en el Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara. Su exposición, tuvo como eje central, lo que pasará con el futuro. En ese sentido, Pandza recalcó la importancia enfrentarse a él con pasión. “Cada uno de nosotros debe hacerse cargo, rediseñando el futuro en el que quiera vivir”, dijo a la audiencia.

Pandza, se refirió al contexto mundial de desigualdad social y a la tendencia negativa de depresión de la población. Ante esto, afirmó que “hay que pensar en diseñar soluciones creativas, buscar soluciones perfectas para los problemas. Pero sucede que no se sabe dónde buscar”. Respecto a esto, Pandza se refirió a la canción Men in the Mirror, de Michael Jackson, en la que alude a encontrar respuestas en uno mismo. “Cada uno de nosotros debe hacer su propio cambio y diseñar su futuro, no esperar a que otros lo hagan”, recomendó.

El experto, invitó a los asistentes a arriesgarse, no tener miedo a la incertidumbre. Ante ella, surgen más probabilidades de un futuro mejor. “Para esto necesitamos encontrar cuatro cosas fundamentales: nuestra pasión, nuestro propósito, nuestro talento y nuestro medio para lograrlo”. Pero para lograr esto, Panza recordó que hay ciertos “problemas de gravedad”, que nos impiden diseñar nuestro futuro y arriesgarnos. “Son cosas que nos frenan y nos impiden despegar: la familia, los amigos, los profesores y los jefes”.

Panza trató de instar a la audiencia a correr riesgos: “El talento está, pero hay que saber ver las oportunidades”. Se refirió a hacer un cambio en la sociedad, a tratar de inspirar a la gente. “Hay que tener una actitud positiva para encontrar nuestra pasión y para enfocarnos en nuestro propósito, así el diseño de modelos de negocios se convierte en algo muy simple”, señaló.

Existen dos caminos: el del dinero y el de la pasión. Ante esto, Pandza dijo que ambos extremos son malos. “Uno puede frustrarse por no seguir su pasión o por no ganar dinero, para esto yo recomiendo la innovación, porque une estos dos caminos sin llegar a ningún extremo”, recomendó.

Fuente: http://www.movistarinnova.cl/blog/noticias/noticias/innovacion-diseno-y-futuro-marcan-la-primera-jornada-de-tedxpatagonia/

Las diez caras de la innovación

¿Eres un experimentador? ¿Trabajas con un colaborador o un contador de historias? Estos son algunos de los roles que Tom Kelley, especialista en creatividad, sugiere que podemos adoptar dentro de una organización para desarrollar la innovación y generar nuevas ideas.

El próximo 2 y 3 de noviembre se realizará en Argentina el WOM Innovation & Trends (ver nota aparte), un evento de innovación, creatividad y tendencias aplicadas a los negocios. En dicha ocasión, uno de los principales oradores seráTom Kelley, quién contará como se puede lograr que nuestros colegas y colaboradores piensen de manera creativa, para desarrollar los procesos que llevan a la innovación de una manera sostenida

Adelantándonos a su charla, presentamos la visión de Kelley sobre este tipo de roles que está registrado en su libro “Las diez caras de la innovación”, donde revela las estrategias que aplica su empresa, IDEO, para impulsar el pensamiento original y derrotar a los pesimistas que reprimen la creatividad.

Kelley identifica diez roles clave en los equipos de trabajo, que ilustra con ejemplos reales, y que cualquiera puede adoptar con el fin de innovar en diferentes situaciones.

Los tres primeros personajes están en función de la necesidad de las organizaciones de ampliar sus conocimientos y de crecer. “El antropólogo”, “el experimentador” y el “interpolinizador” poseen roles de aprendizaje. “Se guían por la idea de que, aunque una empresa vaya muy bien, nadie puede permitirse caer en la autocomplacencia”.

El antropólogo: raramente adopta un rol fijo. Por el contrario, esta es la persona que se aventura en el campo para observar cómo interactúa la gente con los productos, los servicios y las experiencias con el fin de encontrar nuevas innovaciones.

El experimentador: celebra el proceso, no la herramienta. Testea y vuelve a testear posibles escenarios para volver tangibles las ideas. Al tomar riesgos deliberadamente, esta clase de persona moldea desde productos hasta propuestas para llegar a una solución de manera efectiva.

El interpolinizador: encuentra asociaciones y conexiones entre ideas que parecían inconexas para abrir nuevos caminos. La gente que adopta este rol es frecuentemente reconocida por su mente abierta, su capacidad para tomar notas, su tendencia a pensar metafóricamente y su habilidad para inspirarse sin importar las limitaciones.

Los tres personajes siguientes, “el saltador de obstáculo, “el colaborador” y “el director”, poseen roles organizadores y “los desempeñan individuos que conocen el proceso -por lo general contraintuitivo- de cómo las organizaciones sacan las ideas adelante”.

El saltador de obstáculos: resuelve problemas en forma permanente y disfruta brindando soluciones a todo aquello que no ha sido resuelto hasta el momento. Frente a cualquier desafío, este sujeto logra sortear las dificultades con gran habilidad y con una actitud positiva y tranquila. Este optimismo y perseverancia pueden ayudar a que grandes ideas reviertan el status quo e incluso transformen las desventajas de una organización en grandes éxitos, a pesar de los pronósticos desalentadores que expertos con poca visión de futuro puedan hacer.

El colaborador: es una de esas pocas personas que verdaderamente valoran el trabajo grupal por sobre el individual. Con más perfil de entrenador que de jefe, el colaborador infunde confianza e imparte las habilidades necesarias para completar una tarea conjunta dentro de su equipo de trabajo.

El director: posee una comprensión aguda respecto del panorama general y un entendimiento preciso acerca de qué sucede en su organización. Mediante la delegación y la inspiración, la persona que asume este rol motiva a quienes están a su alrededor a colocarse en el centro del escenario y a dar la bienvenida a lo inesperado.

Por último, los cuatro personajes restantes, son roles constructores que aplican los puntos de vista de los roles de aprendizaje y canalizan a los roles organizadores para lograr que se produzca las innovaciones. Estos roles son: “el arquitecto experimentado”; “el diseñador de escenarios”; “el narrador” y “el ángel de la guarda”.

El arquitecto experimentado: se encarga de crear extraordinarias experiencias individuales de manera despiadada. Las personas que desempeñan este rol posibilitan encuentros provechosos con su organización a través de productos, servicios, interacciones digitales, espacios o eventos. Es capaz de visualizar el modo de transformar algo habitual en algo distintivo, incluso encantador, cada vez que la oportunidad se le presenta.

El diseñador de escenarios: encuentra cada día una nueva oportunidad para alegrar y dar vida a su espacio de trabajo. Las personas que asumen este rol promueven situaciones llenas de energía e inspiración mediante la creación de lugares de trabajo que honren al individuo y estimulen la creatividad.

El narrador: cautiva nuestra imaginación con atrapantes relatos de iniciativa, trabajo duro e innovación. Esta persona va más allá de la tradición oral para trabajar con el medio que mejor se acomode a su habilidad y mensaje: video, narración, animación e incluso tiras cómicas. Puede inspirar emoción y acción, transmitir valores y objetivos, fomentar la colaboración, crear héroes y guiar gente y organizaciones hacia el futuro.

El ángel de la guarda: base de la innovación impulsada por el individuo. Trabaja para entender a cada cliente de manera personal y crear una relación a través de la empatía. Guía al cliente a través del proceso para ofrecerle una experiencia confortable y centrada en lo humano.

¿Sabes entonces cuál es tu rol dentro de la empresa? ¿Con cuál te identificas? Puede ser el momento de reorganizar las tareas en las que cada uno de los miembros podría destacarse para transitar juntos y de manera más sencilla el camino hacia una empresa cuya creatividad e innovación se traduzca en los resultados.

Tom Kelley, autor de “El arte de la innovación” y “Las diez caras de la innovación” estará presente en el WOM Innovation & Trends, a llevarse a cabo el 2 y 3 de Noviembre en Buenos Aires. Más información en www.wom-latam.com o contacto@wom-latam.com

Fuente:  http://www.innovacion.cl/noticia/las-diez-caras-innovaci%C3%B3n-seg%C3%BAn-tom-kelley

En Nicaragua abren Concurso para PYMES innovadoras

“PYME innovation Makeover” lleva por nombre el concurso que abrió su  convocatoria el pasado 26 de septiembre, con el objetivo de apoyar a las pequeñas y medianas empresas a visibilizar sus productos a través de la imagen.

Este concurso es promovido por Cadimo, una agencia internacional de diseño e innovación que utiliza el buen diseño, la creatividad, tecnología y colaboración para ayudar a empresas a crecer y ser innovadores.

El concurso consiste en seleccionar una Pyme de las categorías de artesanía, cuero y calzado, agro-industria, madera y muebles, joyería y vestuario.

Cadimo aplicará a la empresa ganadora, su receta para crecer. La pyme ganaría un equivalente de 25 mil dólares en concepto de servicios, para ayudarle a ser innovadora, crecer y desarrollar una colección exclusiva para vender en Nic Boutique, la plataforma de marca que será utilizada para la comercialización de productos exclusivos y de alta calidad.

Los servicios del “Pyme Innovation Makeover” consisten en: evaluación y estrategias de innovación de modelos de negocio usando la herramienta Disco, estrategia de desarrollo de marca, ayuda para desarrollar una colección exclusiva para Nic Boutique, diseño de identidad corporativa y empaques, desarrollo de página web 2.0 con integración de los medios sociales y consultoría y acompañamiento por un año.

Los servicios tienen un valor equivalente a  25 mil dólares, el total del premio a que se hará acreedor la Pyme ganadora.  El objetivo de esta iniciativa es crear una empresa social con un modelo económico sostenible e innovador para el sector de las pequeñas y medianas empresas del país; dándole valor agregado a sus productos usando diseños basados en las nuevas tendencias del mercado, creatividad, tecnología y colaboración con profesionales de la industria creativa.

El periodo de inscripciones cierra el 26 de octubre a las 5 de la tarde.

El primero de noviembre se anunciarán a los semifinalistas. (Uno por cada categoría).

Luego a estos se les realizará entrevistas para la evaluación por medio del sistema de puntajes DISCO.

Requisitos:
* Ser una Pyme del sector: artesanía, cuero y calzado, madera y muebles, dulces, joyería, miel de abeja, café especial, textil y manualidades.

* Contar con ganancias menores de 300 mil dólares anuales.

Criterios de evaluación:
* Potencial de crear productos para el mercado local e internacional en base de tendencias

* Calidad de trabajo y productos

* Historia de la PYME

Inscripciones

Para participar en el concurso, los aspirantes deberán llenar el formulario en línea en la página http://www.nohaycompetencia.com o descargarlo en PDF y entregarlo en la dirección: Km. 10.7 carretera a Masaya, sobre la carretera a mano derecha, portón rojo. Para más información sobre el concurso y NIC BOUTIQUE: contactarse al 88931895 o escribir al correo info@cadimo.com o visita http://www.cadimo.com.

Fuente:  http://www.elnuevodiario.com.ni/variedades/115036-concurso-pymes-innovadoras

 

Google: nueva publicación online y análisis sobre diseño vs. ingeniería

Dos artículos publicados en el New York Times se refieren a Google. Uno hace un análisis de una nueva publicación online,  “Think Quarterly”, que Google lanza como herramienta de mercadeo de negocios. El otro artículo compara los enfoques de diseño e ingeniería de Google y de Apple.

Slowing Down to Savor the Data

By NATASHA SINGER

Published: July 23, 2011

“DATA beats opinion” has long been a mantra at Google, where evidence-based research tends to rule. But now the company is showing its softer side with Think Quarterly, a business-to-business publication whose first United States issue is to make its debut online this week.

Although the Web site will be accessible to the public, the e-zine is designed as a business marketing vehicle, promoting Google’s insights and analyses of consumer behavior to clients like digital advertisers and publishers. The company worked with Fantasy Interactive, a digital design agency in Manhattan, to make the publication look sleek on iPads and smartphones.

But Google is turning to a retro technique — snail mail — to try to create buzz for the online project, printing a limited edition of Think Quarterly as a hardcover book. This week, a small group of marketing executives and agencies are set to receive it. How many? Google declined to say.

But we can tell you that the book comes packaged like a billet-doux: fastened with a blue ribbon and secured with an old-fashioned-looking embossed seal. In other words, the fast-information company is inviting its clients to a data slow dance.

“Since we are such believers in the power of digital information,” says Lisa Gevelber, head of global ads marketing at Google, “you especially would not expect us to produce a book.” The hard-copy format is intended to be disruptive, she says, with surprise tactile elements. The front cover can be used as a magnetic word-board, for example, and the heat-sensitive end papers react like mood rings.

The company has conducted in-house research for years, often packaging it for the public in products like Google Trends or Google Insights for Search . But at a time when data is proliferating faster than ever, Google is playing devil’s advocate with the new publication, a leisurely read that noodles over the business implications and applications of innovation and information.

Think Quarterly includes articles by Google executives, profiles of managers at other companies, bright illustrations, data visualizations and large-font quotations that look like Google search results. Like the Slow Food movement, which advocates savoring locally grown produce, it could be seen as an argument for Slow Data. After all, ruminating over selective data seems a logical antidote to wholesale data collection.

The publication aims to highlight information that is “the most salient to how the world is changing,” Ms. Gevelber says, and to identify trends that marketers might harness. Dataphiles may find the site interesting as well.

There’s an article by Amit Singhal, the engineer responsible for developing Google’s search engine, envisioning more accurate and more personalized search technology. There’s a top 10 list of novel ideas — for example, the Gross National Happiness Index developed by Bhutan — selected by Hannah Jones, a Nike executive.

There’s also an article by Dennis Woodside, Google’s president of American sales, on the next big marketing trends. By 2015, he predicts, payment via smartphones will rival credit card use, and niche online content produced by specialists will likely nudge out more general content.

It’s probably not a coincidence that Mr. Woodside’s article underscores the importance of experts. Marketing Google as the pre-eminent data curator seems to be Think Quarterly’s raison d’être. It’s Wired magazine re-imagined for digital marketing executives.

Just don’t call it content creation — a move that would have Google competing with the publishers that are its customers.

“It’s not in any way intended to be a publishing endeavor,” Ms. Gevelber avers.

Sure thing.

Whatever you want to call it, the publication represents the latest entry in a long line of high-profile business-to-business marketing and media projects. Dell’s Web site, “The Power to Do More,” promotes Dell products like electronic medical records. The Wharton School of the University of Pennsylvania has “Knowledge at Wharton,” a site that publicizes faculty research.

BUT Think Quarterly is unusual because, in addition to promoting Google’s own people and products, it seems designed to spur private conversations between Google and its most forward-thinking clients, says Gary Lilien, a research professor of management science at Pennsylvania State University who studies business-to-business marketing. “I think it’s a mechanism for Google to build a community with their advertisers and content providers,” Professor Lilien says. The Web site may be freely accessible to the public, he adds, but “they are not trying to broadcast this — it’s more of a closed club.”

The publication is part of a Google effort, started last year, to package the company’s data analyses and trend forecasts for its clients as the “Think” brand. There are conferences called think events, for major advertisers and business partners, and a Web site called “think insights” for marketers who are interested in research on consumer impressions. Earlier this year, the company published a British-centric online edition of Think Quarterly and delivered it in book format to executives in Britain.

The effort to sort, select and summarize data for others is not new. It’s an ancient, pragmatic response to feeling beleaguered by information, says Ann Blair, a history professor at Harvard and the author of “Too Much to Know: Managing Scholarly Information Before the Modern Age.” In earlier ages, however, the sense of being inundated with information was felt mainly by scholars. After the printing press was invented, Professor Blair says, they felt even more overwhelmed by the sheer number of books available.

Now the public is facing a digital data tsunami. “What strikes me as unique about our age isn’t so much that, as individuals, we feel overloaded and panicked about all the information we should know,” she says, “but the fact that everyone, whatever your walk of life, everyone now experiences overload.”

Google may be positioning itself as the curator for digital marketers. The rest of us, however, may have to fend for ourselves.

Fuente:  http://www.nytimes.com/2011/07/24/business/google-tries-an-online-publication-for-marketing-itself.html?_r=1&scp=1&sq=Slowing%20Down%20to%20Savor%20the%20Data&st=cse

 

The Auteur vs. the Committee

Peter Arkle

By RANDALL STROSS

Published: July 23, 2011

AT Apple, one is the magic number.

One person is the Decider for final design choices. Not focus groups. Not data crunchers. Not committee consensus-builders. The decisions reflect the sensibility of just one person: Steven P. Jobs, the C.E.O.

By contrast, Google has followed the conventional approach, with lots of people playing a role. That group prefers to rely on experimental data, not designers, to guide its decisions.

The contest is not even close. The company that has a single arbiter of taste has been producing superior products, showing that you don’t need multiple teams and dozens or hundreds or thousands of voices.

Two years ago, the technology blogger John Gruber presented a talk, “The Auteur Theory of Design,” at the Macworld Expo. Mr. Gruber suggested how filmmaking could be a helpful model in guiding creative collaboration in other realms, like software.

The auteur, a film director who both has a distinctive vision for a work and exercises creative control, works with many other creative people. “What the director is doing, nonstop, from the beginning of signing on until the movie is done, is making decisions,” Mr. Gruber said. “And just simply making decisions, one after another, can be a form of art.”

“The quality of any collaborative creative endeavor tends to approach the level of taste of whoever is in charge,” Mr. Gruber pointed out.

Two years after he outlined his theory, it is still a touchstone in design circles for discussing Apple and its rivals.

Garry Tan, designer in residence and a venture partner at Y Combinator, an investor in start-ups, says: “Steve Jobs is not always right—MobileMe would be an example. But we do know that all major design decisions have to pass his muster. That is what an auteur does.”

Mr. Jobs has acquired a reputation as a great designer, Mr. Tan says, not because he personally makes the designs but because “he’s got the eye.” He has also hired classically trained designers like Jonathan Ive. “Design excellence also attracts design talent,” Mr. Tan explains.

Google has what it calls a “creative lab,” a group that had originally worked on advertising to promote its brand. More recently, the lab has been asked to supply a design vision to the engineering and user-experience groups that work on all of Google’s products. Chris L. Wiggins, the lab’s creative director, whose own background is in advertising, describes design as a collaborative process among groups “with really fruitful back-and-forth.”

“There’s only one Steve Jobs, and he’s a genius,” says Mr. Wiggins. “But it’s important to distinguish that we’re discussing the design of Web applications, not hardware or desktop software. And for that we take a different approach to design than Apple,” he says. Google, he says, utilizes the Web to pull feedback from users and make constant improvements.

Mr. Wiggins’s argument that Apple’s apples should not be compared to Google’s oranges does not explain, however, why Apple’s smartphone software gets much higher marks than Google’s.

GOOGLE’S ability to attract and retain design talent has not been helped by the departure of designers who felt their expertise was not fully appreciated. “Google is an engineering company, and as a researcher or designer, it’s very difficult to have your voice heard at a strategic level,” writes Paul Adams on his blog, “Think Outside In.” Mr. Adams was a senior user-experience researcher at Google until last year; he is now at Facebook.

Douglas Bowman is another example. He was hired as Google’s first visual designer in 2006, when the company was already seven years old. “Seven years is a long time to run a company without a classically trained designer,” he wrote in his blog Stopdesign in 2009. He complained that there was no one at or near the helm of Google who “thoroughly understands the principles and elements of design” “I had a recent debate over whether a border should be 3, 4 or 5 pixels wide,” Mr. Bowman wrote, adding, “I can’t operate in an environment like that.” His post was titled, “Goodbye, Google.”

Mr. Bowman’s departure spurred other designers with experience at either Google or Apple to comment on differences between the two companies. Mr. Gruber, at his Daring Fireball blog, concisely summarized one account under the headline “Apple Is a Design Company With Engineers; Google Is an Engineering Company With Designers.”

In May, Google, ever the engineering company, showed an unwillingness to notice design expertise when it tried to recruit Pablo Villalba Villar, the chief executive of Teambox, an online project management company. Mr. Villalba later wrote that he had no intention of leaving Teambox and cooperated to experience Google’s hiring process for himself. He tried to call attention to his main expertise in user interaction and product design. But he said that what the recruiter wanted to know was his mastery of 14 programming languages.

Mr. Villalba was dismayed that Google did not appear to have changed since Mr. Bowman left. “Design can’t be done by committee,” he said.

Recently, as Larry Page, the company co-founder, began his tenure as C.E.O., , Google rolled out Google+ and a new look for the Google home page, Gmail and its calendar. More redesigns have been promised. But they will be produced, as before, within a very crowded and noisy editing booth. Google does not have a true auteur who unilaterally decides on the final cut.

Randall Stross is an author based in Silicon Valley and a professor of business at San Jose State University. E-mail: stross@nytimes.com.

Fuente: http://www.nytimes.com/2011/07/24/technology/what-apple-has-that-google-doesnt-an-auteur.html?scp=1&sq=The%20Auteur%20vs.%20The%20Committee&st=Search

Tech Visions 2011: 8 miradas hacia el futuro

La Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, a través de su Centro de Innovación y Emprendimiento, trajo a Chile a un grupo de Investigadores Asociados de los Laboratorios de Diseño y Tecnología del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Este grupo de jóvenes, trabaja día a día uniendo diseño sofisticado y alta tecnología, donde MIT los desafía a imaginar e inventar un mundo proyectado en 50 años. Ellos construyen el futuro y vinieron a exhibirlo. El objetivo de Tech Visions fue fomentar la innovación derribando las fronteras entre ciencia, arte y tecnología.

Ocho investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT), estuvieron en Chile entre el 23 y 27 de mayo, con el objeto de mostrar su visión y trabajo respecto al futuro en diseño, tecnología e innovación. Organizado por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, a través de su Centro de Innovación y Emprendimiento (CIE), las actividades -seminarios con jóvenes, encuentros con empresarios y reuniones con entidades de Gobierno- que se desarrollarán en Santiago, Viña del Mar, Puerto Montt y Osorno en el marco del Encuentro Tech Visions, pretenden impactar la mente de las diversas audiencias como enfatiza el Director del CIE, Inti Nuñez:

“Pensamos que este tipo de actividades, en las cuales persistiremos, nos abren la posibilidad de trabajar en innovación disruptiva con las diversas audiencias a las que queremos afectar. Queremos mostrar este talento y demostrar que MIT está sólo a un click de distancia y que podemos ser atractivos para desarrollar trabajos en conjunto. Esto debe impulsarnos a mirar hacia otras fronteras”.

Este grupo de jóvenes está integrado por Christina Outram, Daniel Rosenberg, Edwina Portocarrero, Sergio Alejandro Araya Goldberg, Jennifer Dunnam, Kaustuv DeBiswas, Gershon Dublon y Orkan Telhan, quienes representan tres grupos diferentes de investigación del MIT: El Media Lab, SENSEable City Lab, y el Design & Computation Group.

Ellos trabajan día a día uniendo diseño sofisticado y alta tecnología y responden al desafío del MIT: imaginar e inventar un mundo proyectado en 50 años. En las distintas actividades que realizaron destacan un encuentro con parte del equipo del Ministerio de Economía y del Programa Start Up Chile, donde mostraron tácticas multidisciplinarias para potenciar, elevar y fomentar la innovación.

Respecto al criterio curatorial de la visita de los investigadores, Nuñez, destacó que “Se buscaron expertos jóvenes que estén en la frontera de la tecnología y el diseño, desde distintos ámbitos: temas públicos como mejoramiento de las ciudades; frontera en tecnología del diseño empático y colaborativo; arte, medios de comunicación y tecnología aplicadas. Además se buscó personas que estén trabajando en el entendimiento de nuevos métodos de innovación e implantación efectiva; también con trabajos en estrategias de aprendizaje tecnológico”.

Con este parámetro -según dice- se logró reunir un grupo “tremendamente interesante para lo que hoy son los desafíos del país, expertos que están trabajando en el desarrollo de nuevos sistemas colaborativos que ‘entienden al cliente’. También fue una variable importante el ánimo de ellos para visitar Chile y las expectativas que tienen de poder seguir en contacto con nosotros”.

El director del CIE se refirió al método de trabajo de este equipo del MIT que les permite traspasar las fronteras del arte y la tecnología: “Ellos usan la imaginación, instinto y arte sin complejos; y luego cruzan y habitan tranquilamente en el mundo de la ingeniería y la técnica. Por esto logran resultados increíbles y de alto impacto”, aseveró.

De manera especial, Inti Nuñez, destacó el trabajo intenso que los expertos desarrollan con los fundamentos del relato, la comunicación de mensajes, el liderazgo e instinto, su impacto en las personas llevando esta teoría al mundo de las animaciones, la tecnología 3D y la óptica de avanzada, en los cuales se ocupan plataformas únicas e impresionantes.

“Basta ver lo que han logrado Pixar y Dreamworks en este ámbito. ¿Por qué no tener esto en nuestras compañías, gobierno y universidades?”, se cuestiona Núñez.

Agrega que aunque es probable que algunos piensen que estos temas no se encuentran en nuestro contexto, “conocerlos permitirá adaptaciones y posibilidades de contacto que, definitivamente, ampliarán nuestra frontera de soluciones”.

Sergio Araya: “Prefiero hablar de invención, que es crear cambios incrementales, más que de innovación”.

Es chileno y arquitecto de profesión, pero hoy se define como un diseñador; researcher de Ortiz Nano Biomaterials Lab y PhD Candidate Design & Computation Group del MIT. Formó parte de un grupo de ocho investigadores del Massachusetts Institute of Technology que visitó nuestro país la semana pasada. Convocados por el Centro de Innovación y Emprendimiento (CIE) de la Universidad Adolfo Ibáñez realizaron diversos seminarios en el marco del Encuentro Tech Visions en Santiago, Viña del Mar, Concepción puerto Montt y Osorno.  ¿El objetivo? fomentar la innovación derribando las fronteras entre ciencia, arte y tecnología.

“Soy arquitecto, pero hoy en día me considero un diseñador”, dijo al comenzar su intervención. Su presentación se basó en  el diseño como fuerza motriz fundamental para desarrollar un ecosistema de innovación y desarrollo.

Y continuó: “El trabajo que hacemos en MIT varía enormemente, dependiendo del campo. No nos conectamos sólo con lo académico, sino también con lo industrial y los negocios. Ese es el enfoque de nuestro proceso de diseño. Tratamos de comunicar la idea, de tener una visión, visualizar como sería el futuro y, por otro lado, cómo esa visualización nos permitiría manipular y establecer un prototipo, como modelar el futuro”.

Según indicó Araya en MIT la investigación se ubica como foco de generación de innovación, mediadora entre la industria y la academia, entre el sector público y privado.

“Este es un modelo que debemos replicar y aprender a desarrollar acá en Chile, veo que hay muy poco conexión entre las universidades y empresas”, aseveró.

El experto trabaja ampliando el alcance de las prácticas de diseño y educación. De ahí su atención en enfatizar este tema: “Diseño no es sólo una categoría, no es así. No es calificar elementos u objetos. Es la acción  de inventar. La palabra innovación se usa mucho hoy en día, incluso acá en Chile donde tiene muchos significados. Yo quisiera más bien usar la palabra invención, que tiene que ver con crear cambios incrementales, producir algo que no estaba allí antes. Esto tiene que ver con la acción, el diseño es un verbo que hay que conjugar, en distintos ámbitos”.

Respecto a las posibilidades que tiene el país de convertirse en un polo regional de innovación manifestó estar convencido que es viable en el corto plazo, dada las condiciones e iniciativas que se están impulsando en ese sentido; pero que una de las barreras más importante que se debe derribar es la aversión al riesgo.

“Hay que abrir espacios para innovar y arriesgarse, pero las condiciones iniciales son absolutamente favorables.”

Fuente: http://www.movistarinnova.cl/noticias/tech-visions-2011-8-miradas-hacia-el-futuro/

Fuente: http://www.movistarinnova.cl/noticias/sergio-araya-en-tech-visions-%E2%80%9Cprefiero-hablar-de-invencion-que-es-crear-cambios-incrementales-mas-que-de-innovacion/

Taller Design Thinking: “No hay innovación ni emprendimiento sin diseño”

Los más de 60 emprendedores que fueron preseleccionados en la cuarta convocatoria Movistar Innova iniciaron su proceso de Fortalecimiento en materia de conocimiento y formación emprendedora. El primer taller, Design Thinking: Una Herramienta Estratégica para la Innovación, que impartió el académico de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile (UAI) y experto en la materia, Javier Traslaviña, consistió en entregar al emprendedor y su equipo, las herramientas claves que le permitiesen conocer al consumidor para así lograr que se conecte con su idea de negocios.

La apertura de la jornada estuvo a cargo de Paula Figueroa, Directora de Marketing e Innovación de Movistar, quién destacó las métricas alcanzadas en esta cuarta convocatoria: 6oo ideas de negocios y 250 emprendedores.

“Ustedes son los 60 mejores. Estamos convencidos el rol activo que una empresa privada como Movistar debe desempeñar para fomentar la innovación. Este país requiere de un modelo de innovación abierta. Por eso les ofrecemos el know how del negocio, experiencia, redes de contacto, apoyo, y una cartera con más de 12 millones de clientes. A cambio les pedimos mucho espíritu y mucho liderazgo”, aseveró la ejecutiva a la audiencia de emprendedores.

Velko Petric, Director del Programa de Emprendimiento Corporativo de Octantis, también se dirigió a los emprendedores, refiriéndose a que esta es una actividad que tiene un solo foco: el 6 de julio, fecha en que se realizará el Panel de Selección Final.  En la oportunidad les entregó algunos tips de éxito: ser rigurosos, tener la mente abierta, tener claro que las ideas no valen nada sino la implementan, reconocer el fallo como una experiencia.

Por su parte, Juan Carlos Martínez, Subgerente de Innovación de Movistar y Gerente de Movistar Innova,  recalcó la importancia de tener una mirada global, donde Chile es sólo la punta de lanza para expandir los negocios.

Diseño como herramienta de competitividad

Javier Traslaviña, Máster en Comportamiento del Consumidor, de la Universidad Adolfo Ibañez, Máster en Diseño y Desarrollo de Productos, de la Universidad Tecnológica de Compiègne, Francia y Diseñador, Pontificia Universidad Católica de Chile, fue el encargado de presentar Design Thinking como una herramienta fundamental: “No hay innovación ni emprendimiento sin diseño”, aseveró

El Design Thinking es el diseño como herramienta de competitividad para el país y como uno de los componentes estratégicos en Innovación. La charla de Traslaviña tuvo como objetivo entregar herramientas y técnicas propias del diseño en la gestión de la innovación para la creación de valor, como el conocimiento del  comportamiento del consumidor, la metodología de desarrollo de nuevos productos, la gestión de la creatividad, y el visual thinking para la comunicación y generación de nuevos conceptos de negocios.

Su presentación se tituló Design Thinking: una herramienta estratégica para la innovación y se apoyó en un video para mostrar cómo la tecnología acerca a la gente para poner la tecnología en un contexto.

Como consejo de un experto en diseño, Traslaviña invitó a los emprendedores a pensar en que su oferta de valor no es la tecnología, sino lo que la tecnología puede hacer por las personas.  “Ver la manera en que mi oferta de valor sea sustentable en el tiempo, y que sea una oferta relevante para alguien”, señaló a los emprendedores.

Objetivos del Design Thinking:

·         Innovar y diseñar es más que tener buenas ideas, porque hoy se requiere de un estilo diferente de hacer negocios.

·         La innovación y el diseño entendidos como una mejora a nuestra calidad de vida significan rentabilidad  económica.

Entender el contexto:

·         Si se aprende que innovar y diseñar es una práctica donde el saber qué hacer, cómo hacerlo y hacerlo, es clave (no son un fin en sí mismo).

Herramientas del diseño o para el desarrollo de habilidades:

·         Construcción de insights

·         Generación de ideas

·         Visual thinking

·         Prototipo conceptual

·         Story telling

·         Escenarios

Traslaviña instó a los presentes a reconocer la diferencia entre innovación en productos y la innovación en servicios, ejemplificado a través del caso del iPhone. “¿Es un producto o un servicio?” preguntó a los asistentes.  “Esto no lo decide quién diseña el producto, sino el escenario, quienes lo elijen, y el uso que se le dé al producto”, señaló.

Con casos prácticos y cercanos como la creación del iPad, el profesor fue exponiendo sus ideas sobre el design thinking. “El iPad rompió todos los records del iPhone en un mes. El iPad deja de ser un producto, un tablet y para a ser un servicio. Pasa del sustantivo al verbo”.

Pensar en verbos

Otro tip importante que brindó el académico es dejar de pensar en la idea como un sustantivo, un producto. Mediante la imagen de una feria, invitó a los emprendedores a señalar no las cosas, sino las acciones, los verbos que se podrían ver en la fotografía. “Es así como comienzan a aparecer las ideas, que son oportunidades por explorar, por ejemplo transportar”.

Son esas soluciones importantes, las que se desprenden de acciones.

Fuente:  http://www.movistarinnova.cl/noticias/pre-incubacion-mi-taller-design-thinking-%E2%80%9Cno-hay-innovacion-ni-emprendimiento-sin-diseno%E2%80%9D/