El test de la taza de café: los círculos sociales que potencian la Innovación

La apuesta por la innovación implica disponer de las personas adecuadas realizando lo necesario en el momento preciso. Pero, ¿qué queremos decir con «realizar lo necesario en el momento preciso»? Los expertos del Future Trends Forum lo definen como el «test de la taza de café». Se busca evaluar el contexto en el que tiene lugar la innovación dentro de un cluster o una región. Quién está hablando con quién, en qué lugar y en qué momento.Las empresas se focalizan en funciones específicas de la cadena de valor y dependen cada vez más de la colaboración para llevar al mercado productos y servicios innovadores. Los clusters como Silicon Valley ofrecen un caldo de cultivo para el desarrollo de esa colaboración.

La proximidad fomenta tanto las relaciones personales como las conversaciones informales que permiten transformar las ideas en innovación. Muchas ideas inician el camino de la innovación en estas conversaciones y relaciones informales. Sin embargo, las personas son los verdaderos protagonistas en el proceso de generación de ideas y la disponibilidad de talento es otro factor que atrae a las empresas a los clusters. Estos centros ofrecen seguridad al talento, puesto que la falta de éxito de un negocio no merma la carrera del emprendedor.

Los clusters también ofrecen financiación. El período inicial de una empresa requiere financiación dispuesta a aceptar un gran riesgo y ésta es la función del capital privado o del capital riesgo. Los clusters se caracterizan por un mercado de capital riesgo muy desarrollado y los expertos consideran esta financiación de la innovación como el elemento más importante entre las políticas de un gobierno para fomentar la innovación. El capital riesgo y los inversores «ángel » serán los encargados de financiar la innovación de forma privada y eficiente puesto que, al arriesgar su propio capital, tienen el incentivo necesario para potenciar las innovaciones realmente interesantes.

Pero la innovación no se limita a los clusters. Nuevas empresas pueden acceder al mercado global desde cualquier parte del mundo. La localización ayuda, pero no determina el éxito de una compañía. El éxito de las empresas que identifican un nicho en la cadena de valor se centra en identificar el lugar que permite ser eficiente en ese nicho y asociarse de forma igualmente eficiente con el resto de componentes de la cadena. Las empresas deben desarrollar la habilidad de escanear el mundo en busca de recursos y capacidades que complementan las de la propia compañía, y este mundo ya no consiste sólo en países y regiones, sino que también debe incluir las redes sociales y el resto de Internet.

Fragmento del capítulo 3 de la Publicación “El arte de Innovar y emprender” sobre las piezas del puzle de la innovación.

Fuente:  http://blog.bankinter.com/2011/09/14/el-test-de-la-taza-de-cafe-los-circulos-sociales-que-potencian-la-innovacion/

En Argentina, PYMES se asocian para mejorar la producción y exportar

Grupos asociativos de PYMES asistidos por la Sepyme participaron de la mega muestra de ciencia y tecnología “Tecnópolis”.

Acompañados por el Secretario de ese organismo, Horacio Roura, los empresarios exhibieron productos en el pabellón de la cartera industrial, también repasaron las experiencias y logros obtenidos a partir del trabajo asociativo.

Se trata de 5 clústers de las provincias de Santa Fe, Misiones (2), La Pampa y Buenos Aires dedicados a la producción de autopartes, software, alimentos y artefactos de calefacción que recibieron asistencia técnica y económica de la Sepyme por 1,5 millones.

Roura destacó que “estos grupos asociativos de pymes muestran, en sintonía con lo que representa esta mega muestra, los atributos del talento, el esfuerzo y la capacidad de asociación en el contexto de un modelo productivo que tiene al Estado en un rol inteligente, asistiendo y potenciando las iniciativas que permiten dar el salto cualitativo en la forma de producir, tanto para un mercado interno pujante como para el abanico de opciones de exportación”.

En dos años, el programa del Ministerio que conduce Débora Giorgi asistió a 80 grupos asociativos de diversos puntos del país que integran a unas 700 empresas y dan empleo a 7.300 trabajadores. Diecisiete de estos grupos exportan a 14 países, desde alta tecnología en maquinaria agrícola y software hasta diseño, alimentos y delicatesen.
La Sepyme forma parte de la muestra permanente de la cartera industrial en el pabellón “Industria y Trabajo: Orgullo Nacional”, donde pantallas y gigantografías ilustran el crecimiento de la industria nacional, la innovación tecnológica aplicada a las empresas y el fortalecimiento de la exportación de productos industriales con valor agregado argentino. Además la compañía artística Fuerza Bruta ofrece allí un espectáculo que simboliza -en 15 minutos de show- el desarrollo de industria nacional.

Durante la visita -en la que participó también el Subsecretario de Política y Gestión Pyme, Andrés Elgarrista- el representante del clúster “Forza Calefacción”, de Coronel Suárez (provincia de Buenos Aires), Carlos Fuster, contó que con la conformación del grupo asociativo entre 5 pymes metalmecánicas pudieron desarrollar a escala industrial un innovador sistema para calefacción central. Con aportes no reembolsables de la Sepyme, el grupo compró una plegadora y cortadora de hierro, herramienta clave para duplicar la producción en 2010 y llegar a triplicará este año.

Por su parte, Eduargo Gericke, del grupo “Frenos y Embragues”, de Barrancas (Santa Fe) que produce para el mercado de la producción y reposición de maquinaria agrícola, señaló que “a partir de la integración del grupo, las cinco pymes que estamos asociadas pudimos cumplir con las exigencias vinculadas a las normas de calidad en el sector autopartista. Además, comenzamos a colocar productos en Brasil. Por otra parte, tenemos en curso la certificación ISO 9004 sobre seguridad de artículos”.

También participaron de la experiencia en Tecnópolis, pymes asociadas en el cluster de la Cooperativa CAISA, de Puerto Rico, Misiones, que se dedica a la elaboración de productos industrializados de mandioca, como el novedoso puré deshidratado; y la Cooperativa Agrícola Ltda. “Ruiz de Montoya” que nuclea a 524 productores de la misma provincia, dispone de una planta de secado y fraccionado de yerba mate y té y exporta con marcas propias a Japón, China, Alemania e Inglaterra.

El grupo, que recibió asistencia de la Sepyme por alrededor de 600 mil pesos para la capacitación de personal, adecuación de instalaciones y maquinaria, entre otras aplicaciones, abrió el mercado exportador hace 5 años, con las primeras operaciones hacia Japón. Para fines de 2010 la venta acumulada ya totalizaba los 300 mil dólares.

Finalmente, presentó su experiencia el grupo “Pampa Soft”, de General Pico, La Pampa, dedicado a la producción de software. El clúster fue asistido por la Secretaría en procesos de capacitación técnica que demandaron una inversión de 63 mil pesos. En un lapso estimado de un año, las cinco pymes que lo integran prácticamente cuadruplicaron su lista de clientes: ya proveen a 40 empresas del país y cinco del exterior.

El programa de Sistemas Productivos Locales de la Sepyme, brinda asistencia técnica y financiera para la formulación de un proyecto de trabajo asociativo entre empresas del mismo sector o cadena de valor buscando concretar objetivos difíciles para las empresas consideradas individualmente, ya sea conformar volúmenes importantes destinados a la exportación o el acceso a nuevas tecnologías, además de aumentar la escala y la competitividad.

La Sepyme financia los honorarios de un coordinador que formule el plan de trabajo y adquisiciones necesarias para llevarlo a cabo. Una segunda etapa contempla aportes no reembolsables, de hasta $300.000. Por último, el programa ofrece una tercera instancia de expansión que brinda aportes de hasta $600.000 para financiar inversiones.

http://www.tiempopyme.com/despachos.asp?cod_des=99590&ID_Seccion=126