Del momento “eureka” al design thinking: todo por la idea

Ya sea mediante la colaboración, el juego o de forma más espontánea, son varias las formas en las que puede surgir una idea. Lo fundamental es entender que no se trata del paso final sino del principio. Por ello, es que a continuación se analizan algunos métodos para fomentar la creatividad, junto con los más significativos obstáculos y cómo evitarlos.

Autor: Daniela Arce

Se suele solicitar en los procesos de reclutamiento, empleados imaginativos e, incluso, poco apegados a las normas, aunque sea un deseo un tanto secreto de parte de los jefes. Y si bien el tener ocurrencias imaginativas es sólo el comienzo de una extensa secuencia de pasos para obtener el éxito final, en las empresas es cada vez más habitual andar a la caza de lo innovador, para lo cual ayuda promover un contexto de trabajo creativo. Para ello se están evaluando nuevos enfoques y metodologías.

Para esto, es que se ha estudiado cómo fomentar la creatividad, cómo encontrar trabajadores más imaginativos y cuál es el desarrollo creativo. Un ejemplo de los varios análisis en el tema, es la investigación a cargo de los profesores Hal Greguersen, Clayton M. Christensen y Jeff Dyer, quienes al concluirlo decidieron plasmar las conclusiones en el libro “El ADN de los innovadores”, donde analizaron el perfil de estas personas, de forma de comprender el proceso creativo que llevaban a cabo. Entender, por lo tanto, cuáles son los medios por los cuales se puede llegar a un idea valorable, resulta clave por estos días.

Lo bueno es que varios especialistas concuerdan en que todas las personas pueden ser creativas, independiente a tener mayor predisposición a esta. Sobre una posible limitación de la creatividad, Omar Vite, profesor de la Extensión Proyección Universitaria (EPU), de la U. de San Martín de Porres, cree que ese es uno de lo mitos que es preciso desterrar. “La creatividad no es privilegio de unos pocos. Diversos estudios demuestran que todos podemos ser creativos. Lo más importante es la predisposición al cambio, a pensar de manera disruptiva”. Así también lo cree el decano de la Escuela de Postgrado en Negocios de la U. de Belgrano, Alberto Rubio, quien comparte una de las recetas que considera puede fomentar la creatividad. “Quizá compartir tareas en un núcleo de creativos pueda ser un modo de disparar imaginación, por la sinergia que genera el desarrollo de actividades en grupo”.

Recurrir a las ideas grupales puede ser uno de los más populares mecanismos, tal y como dice el refrán “dos cabezas piensan mejor que una”. Así y todo, las empresas innovadoras hace años que están implementando iniciativas internas para fomentar ideas transgresoras, como 3M y Google, que permiten a sus empleados dedicar un porcentaje de las horas del día a innovar. Para lo cual existen una serie de estímulos visuales, comodidades y juegos a las que los trabajadores de estas compañías pueden acceder.

Vite explica que la innovación es un proceso en el que deben estar involucrados tanto los directivos como los colaboradores de la empresa. “Implementar estrategias de crowdsourcing es una excelente manera de integrar a todos los involucrados en la búsqueda de soluciones innovadoras y creativas a los problemas que tienen que enfrentar las empresas en su día a día”. Y para ello cada vez existen más herramientas en línea, com son el Google Drive y mural.ly.

Y en esta búsqueda de resultados existosos, algunas empresas de América Latina están imitando, como pueden, el modelo de aquellas enclavadas en Silicon Valley. La finalidad es acercarse, aunque sea un poco, a su estilo de trabajo, y ver si por este camino se puede lograr la diferenciación. Rubio precisa que lo crucial para las compañías es “trascender los logros alcanzados, interrogarse sobre nuevos horizontes posibles, imaginar, elaborar, prediseñar, proponer”.

Design Thinking en la empresa

Aunque existan varias maneras de llegar a las metas establecidas, en algunas compañías, sin importar el tamaño, concuerdan con los dichos de Tim Brown, CEO de IDEO, (“los hombres de negocios tendrán que parecerse más a los diseñadores”), y aplican el Design Thinking y algunas metodologías inspiradas en este, de manera de resolver problemas con un enfoque creativo.

Este afán por incitar a la innovación no es nuevo, pero no todas las compañías lo pueden llevar a cabo de forma efectiva. Para Leticia Britos, experta en innovación de la U. de Stanford y quien fue entrevistada anteriormente en MBA & Educación Ejecutiva, lo fundamental es encontrar los espacios y estrategias para ayudarnos a continuar siendo creativos.“Debemos fomentar que se encuentren las condiciones para que estudiantes, ejecutivos y profesores sean creativos, junto con promover la confianza en que pueden desarrollar la creatividad”, dice.

De ahí que el Design Thinking se posicione como una forma de “generar empatías y entender las perspectivas de la persona para quien se está solucionando un problema, identificándolos y comprendiéndolos de mejor modo. No sólo aquellos que son evidentes, sino también aquellos que están latentes”, dice Britos. En busca de este mismo fin, es que se siguen implementando métodos como el Brainstorming o se prueben otros menos conocidos, como Lego Serious Play (LSP), donde las personas encuentran solución a problemáticas, de las más sencillas a las más complejas, a través de un proceso en que utilizan las ladrillos de legos (bricks). Se trata de métodos en los cuales se generan estados mentales que promueven la creatividad aplicada a decisiones estratégicas.

Desde la vereda del pensamiento creativo, Vite explica que el proceso consiste en “identificar la propuesta de valor adecuada para atender a un segmento o segmentos del mercado”. Por eso es importante la investigación como requisito para generar modelos de negocio no solo disruptivos, sino también, adaptados al contexto en el que se desarrollan.

Esas extrañas circunstancias

Generalmente, a los directivos de las empresas les acomoda que sus trabajadores vayan a la caza de una idea revolucionaria de forma más cautelosa, quizá implementando procesos probados y que a simple vista no parezcan extravagantes. Sin embargo, existen excepciones que pueden ayudar a encontrar la respuesta a los ruegos: desde los llamados momentos “eureka”, aquellos de brillantez donde aparece la solución al problema, hasta lo que se conoce como conocimiento “periférico”, ocurrencias procedentes de ámbitos aparentemente irrelevantes para una determinada tarea, lo que puede influir en el surgimiento de innovaciones revolucionarias.

Sobre la existencia de pasos para idea desde el pensamiento creativo, Vite dice que: “El primero, la “preparación”, es el momento en el que se recogen los datos para obtener una visión del problema desde diferentes puntos de vista. El segundo, la “incubación”, es el momento en el que procesamos estos datos con el objetivo de tener una visión integral del problema. El tercero, la “iluminación”, es el momento en el que llegan las buenas ideas, como por inspiración”.

Pero en la búsqueda de una idea potente, también existen ciertas dificultades, como “negar la realidad de los cambios acelerados, de competidores insospechados, de las nuevas fronteras del saber aplicadas al mundo de los negocios”, dice Rubio. El profesor del EPU dice que los enemigos del pensamiento creativo “son los supuestos o las reglas implícitas que nos limitan. Franc Ponti, profesor de creatividad e innovación, lo resume diciendo: ‘Si funciona, cámbielo’”.

Para evitar estas faltas, los especialistas explican que es necesario generar confianza entre los empleados, de manera de incentivar la colaboración. También es fundamental que los ejecutivos se mantengan al tanto de lo que ocurre en el ámbito de la competencia. Omar Vite pone énfasis en mantenerse informado: “diversos sectores. Por ejemplo, trendwatching.com y psfk.com son excelentes opciones para mantenerse al tanto de las últimas tendencias en consumo. En este sentido, incorporar el coolhunting entre los procesos estratégicos de la empresa es una manera de contribuir a vivir en un ambiente en el que abunden las ideas”. También se recomienda romper con la rutina, porque permite ver las cosas diferentes, que de alguna manera ayuda a propiciar la creatividad.

Fuente: http://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/del-momento-eureka-al-design-thinking-todo-por-la-idea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: