Innovación. Claves para que las PYMES no tengan que renunciar a ella

Por Javier del Paso

El reto de la innovación afecta a cualquier empresa, grande, mediana o pequeña, y a cualquier producto o servicio. Y en la mayoría de los casos depende más de la estructura y organización que se dé la empresa para hacer frente al reto, que de cifras elevadas destinadas a cubrir esta parcela.

Se escucha en los medios de comunicación y se acaba pensando que la Innovación es un tema reservado a empresas con una alta componente tecnológica y que entraña altas dosis de inversión y organización.

Sin duda alguna, este tipo de empresas colocan a la innovación en el centro de sus planes estratégicos; y no pueden dejar de hacerlo, porque en caso contrario su negocio, en muy pocos años, a veces en cuestión de meses, se vería gravemente afectado sin remisión.

Pero el reto de la innovación afecta a cualquier empresa, grande, mediana o pequeña, y a cualquier producto o servicio. Y en la mayoría de los casos depende más de la estructura y organización que se dé la empresa para hacer frente al reto, que de cifras elevadas destinadas a cubrir esta parcela.

Aunque escribo este artículo pensando en las pequeñas y medianas empresas (pymes), no me resisto a realizar una reflexión sobre el planteamiento que realizan algunas grandes compañías; reflexión que a la postre resulta de utilidad para aquellas de dimensión mucho menor. Hay grandes empresas que siguen distinguiendo a nivel organizativo entre Marketing Estratégico y Marketing Operativo; por hacerlo muy corto, el primero estaría centrado en cuestiones más relacionadas con la innovación, mientras el segundo lo estaría en la gestión del día a día y, por tanto, del corto plazo.

Hay escuelas de pensamiento que defienden este tipo de organizaciones, igual que las hay para defender el planteamiento opuesto; son estas últimas aquellas por las que yo personalmente me decanto. Y es que la estrategia, la innovación, el futuro en definitiva, debe emanar de la ‘trinchera’, del día a día, que proporciona toda la información sobre los consumidores, los clientes, la competencia y el mercado.

Siendo ésta mi opinión, surge el problema de cómo evitar que el día a día, con toda la problemática que conlleva, no llegue a posponer, incluso aniquilar, las iniciativas sobre aquel futuro. Aunque las pequeñas y medianas empresas no se enfrentan a la disyuntiva organizativa que planteaba, sí comparten con las empresas grandes la existencia en un día a día que, en definitiva, no te deja pensar más allá; un día a día que tiene que ver con la consecución de resultados de ventas en el año en curso, con la solución de incidencias en infinidad de parcelas que van desde la maquinaria a cuestiones de personal, o de la búsqueda de financiación al cobro de efectos pendientes. Algunas recomendaciones que recojo más adelante, pueden servir para ayudar con esta problemática.

El segundo problema con el que se enfrentan, en este caso las pequeñas y medianas empresas, es que no disponen de estructuras específicas para abordar el reto, simplemente porque no se las pueden permitir. En mi opinión, este es un inconveniente claramente salvable porque lo más importante (que es, como decía, el conocimiento del mercado) está en la ‘trinchera’, y si de algo saben, y mucho, las pymes es de ‘trincheras’. Y además las pymes tienen algo de incalculable valor estratégico: al no disponer de estructuras organizativas complejas, no tienen tampoco burocracia y las decisiones se pueden tomar rápidamente.

Como señalaba antes, recojo a continuación una serie de pautas metodológicas para evitar que ‘el día a día’ nos impida pensar en el futuro, en la innovación.

1.- Involucra a toda tu organización, hazles vivir la importancia de la cuestión y crea un clima donde todos se sientan escuchados; aprovecha sus ideas. Encuentra el momento para poderlas capturar.

2.- No ‘abdiques’ en una persona o departamento este tema. Toda la organización debe percibir su importancia y para ello el máximo responsable, ‘el dueño’ por entendernos, debe estar activamente involucrado.

3.- Establece un calendario a tres años y ubica en él las ideas de que dispones y las que te van llegando. Las más fáciles pueden implementarse a muy corto plazo; las más complicadas, por la razón que sea, se ubicarán a más largo plazo.

4.- El portafolio de ideas está en cambio permanente, porque según se maduran las ideas, hay algunas que se descartan, otras que se modifican y otras nuevas que van llegando.

5.- Establece en el calendario fechas críticas, compromisos para tomar una decisión, con objeto de que no haya ideas que se prolonguen indefinidamente en el tiempo.

6.- Calcula cuál es tu objetivo de facturación proveniente de nuevas ideas a uno, dos y tres años; qué porcentaje de tu facturación total debe provenir de nuevas ideas que hoy todavía no son una realidad. El porcentaje varía mucho de sector a sector, por lo que es imprescindible conocer a fondo el tuyo.

7.- Mantén un equilibrio adecuado entre ideas fáciles, rápidas de ejecutar, que requieren muy poca inversión, pero que también tienen un potencial reducido en términos de resultado, y aquellas otras que responden a todo lo contrario.

8.- Sé valiente, no intrépido, y evita la ‘parálisis por análisis’. No improvises de más. Con un poco de disciplina interna, todos estos puntos pueden ser fácilmente implementados y no requieren necesariamente de inversión.

Evita que la innovación siga siendo ‘aquello en lo que debo pensar pero ahora no tengo tiempo’ e intégrala en ‘el día a día’. Te sentirás más cómodo, sabrás mejor dónde estás y sobre todo a dónde te diriges.

Fuente: http://www.madrimasd.org/informacionIdi/analisis/opinion/opinion.asp?id=55365

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: