PYMES: diez medidas de bajo costo para mejorar la competitividad

 Por: Francisco Galizia

Las pequeñas y medianas empresas son un motor para la economía, pero enfrentan un mercado complejo que obliga a los empresarios a buscar alternativas para diferenciarse de la competencia. En ocasiones, por impulso, lo primero que deciden hacer las pymes es bajar los precios finales de sus productos para ser más competitivas pero ello las introduce en una espiral de costos que genera efectos positivos sólo a corto plazo y es de impacto limitado. Los expertos en administración de empresas explican que lo interesante no es disminuir precios sino agregar un plus a lo que ofrece el competidor. De todos modos, uno de los principales inconvenientes que enfrentan las pymes es la falta de presupuesto para introducir cambios, pero existen alternativas para aplicar en recursos humanos y en management que no requieren grandes inversiones. A continuación se detallan diez propuestas de bajo costo para contribuir a mejorar la competitividad de las pymes.

1 – COMUNICACIÓN INTERNA (INTEGRACIÓN DE EQUIPO)

La comunicación constante entre los miembros de la empresa es importante para que la compañía rinda al máximo. Los analistas recomiendan planear reuniones periódicas (a no más de un trimestre de distancia) en donde se plan-teen los pasos tácticos que ayudarán a lograr el objetivo. Esto favorecerá la comunicación vertical y reducirá el número de rumores que pueden afectar al rendimiento de los empleados. “El presidente de la pyme debe comunicarle al personal cuál es el fin o los objetivos de la empresa y es importante que se realicen tareas sincronizadas en donde cada empleado sea consciente de cómo contribuir en agregarle valor al producto que llegará a las manos del cliente”, destacó Humberto Giani, director de la carrera Administración de Empresas de UADE en diálogo con Ámbito Industrial+Pymes.

2 – REVISAR PROCESOS DE TRABAJO

El control de procesos de trabajo dentro de la pyme es fundamental para detectar en qué áreas o funciones se están malgastando los recursos. Para ello es fundamental que la dirección conforme un grupo interdisciplinario compuesto por los mismos empleados de la compañía. A su vez “a los integrantes del grupo les representará un desafío que podrá servir de estímulo debido a la nueva responsabilidad que recibirán”, destacó Gonzalo Mata, director de la consultora en recursos humanos Wall Chase Partners Argentina. De todos modos la dirección no debe descuidar al grupo y tiene que guiarlo en sus fines. Es recomendable hacer un listado de todas las actividades de la empresa con sus costos y gastos actuales, e indicar al lado de cada una en qué medida (alta, media, baja o nula) contribuye en agregarle valor al producto fabricado. “Las actividades que generen gastos con una contribución baja o nula al producto deberán ser rediseñadas para que contribuyan eficazmente a la construcción de la propuesta de valor”, indicó Giani.

3 – CAMBIO DE ROLES O PUESTOS LABORALES

La rotación de personal dentro de la empresa es un aspecto a tener en cuenta debido a que generará un desafío para los empleados y aportará nuevas visiones en los distintos sectores que conforma la pyme. “El ingreso de un empleado que proviene de otra área aporta cambios e ideas frescas que favorecerán, en algunos casos, a crear nuevos productos o mejorar los ya existentes”, explicó Mata. La rutina en el trabajo puede generar malestar en el empleado por lo que hay que buscar pequeños cambios en las tareas a realizar. En tanto, esto provocará que la pyme forme empleados multifuncionales capaces de tener una visión más generalizada de los procesos.

4 – RETENCIÓN DE TALENTO

La retención de talentos no es fácil y varía de acuerdo con el estilo y tamaño de cada empresa, pero de todos modos tampoco es imposible. Primero hay que identificar qué tipo de empleado se quiere mantener y de acuerdo con ello se elegirán qué estrategias utilizar para llamar su atención. En algunos casos es recomendable ofrecer cursos de capacitación pagos que signifiquen un crecimiento laboral para el empleado, en otros hará falta un cambio de puesto y en otros, muy especiales, un aumento de sueldo. Además, es necesario considerar el rubro al que pertenece la empresa, debido a que algunas pymes tienen mayor rotación de empleados que otras por la mayor oferta de postulantes para determinado puesto.

5 – CAPACITACIÓN

La capacitación tiene el doble fin de posibilitarle al empleado adquirir nuevos conocimientos, los que luego volcará en la empresa con su trabajo diario. Existen múltiples cursos de bajo costo y a su vez con amplias temáticas que se adaptan a lo que busca cada empresario.

6 – COMUNICACIÓN EXTERNA (MINIENCUESTAS A CLIENTES)

El error en el que incursionan muchas pymes cuando comienzan en un negocio o quieren realizar cambios es que dan por sentado expectativas que tal vez son erróneas. El presidente de la empresa debe tener claro qué es lo que valoran sus clientes al comprar un producto o servicio, qué problemas buscan solucionar y qué deseos tienen. Esto lo conocerá al realizar pequeñas encuestas a sus clientes de forma personal y al momento de la compra. “Es importante saber cuáles son las fortalezas y debilidades de la propuesta de valor y precio que cada uno de nuestros competidores ofrece”, afirmó Giani.

7 – PRESENCIA EN PÁGINAS WEB Y REDES SOCIALES

La presencia de la empresa en internet y/o redes sociales es importante si el segmento de la pyme se mueve en ese ámbito. ”Contribuye y es algo que no se puede dejar de tener, pero hay que buscar cómo este medio me puede ayudar con la comunicación con el cliente y en cómo aumentar la producción”, agregó el director de la carrera Administración de Empresas de UADE. De todos modos hay que considerar que una vez que comenzó la presencia en la web ésta no deberá abandonarse. Los expertos sostienen que todo lo que sirva para estar en sintonía con los clientes es vital para la empresa, y las redes sociales son fundamentales en ello.

8 – ANALIZAR LA CADENA DE PROVEEDORES

Evaluar la cadena de proveedores con los que cuenta la empresa es fundamental ya que éstos serán los que entreguen las materias primas con las que se elaborarán los productos finales. El empresario podrá comparar los precios y la financiación de cada proveedor actual con otros alternativos, a fin de seleccionar aquellos con mejor propuesta de valor y precio. Esto último contribuirá fuertemente a mini-mizar costos e incorporar proveedores que agreguen más valor para sumarlo a los productos que se construyen para los clientes.

9 – CERTIFICACIONES

Los certificados ayudan a reorganizar, rediseñar o reinventar los procesos con el fin de que éstos contribuyan realmente al aumento de la eficiencia operativa. Permiten que a las pymes se les habiliten nuevos mercados, que se adapten a las exigencias de los clientes y agregar un diferencial para el producto que llega a los consumidores. Actualmente existen créditos flexibles del Ministerio de Industria de la Nación que permiten el acceso a financiamiento para la implementación de certificaciones.

10 – CAMBIO DE IMAGEN DE LA EMPRESA (MARKETING)

Los analistas sostienen que todo el trabajo que se realice en el sentido de hacer más efectiva la comunicación de las ideas, productos y servicios de la empresa ayudará a la pyme a llegar con claridad y contundencia a los clientes. “Teniendo en cuenta que los clientes son bombardeados por las líneas de comunicación de los competidores, debemos encontrar la forma en que los diferenciales de nuestros productos sobresalgan con claridad”, finalizó Giani.

Fuente: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=658949

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: