Start-ups latinoamericanas “invaden” Silicon Valley

En una semana, el centro mundial de la innovación tecnológica se ha visto invadido por decenas de ‘start-ups’ latinoamericanas. ¿Se trata de algo pasajero o de una tendencia imparable?

Por Esther Paniagua (Opinno)

Cualquiera que hubiera aterrizado en el área de la bahía de San Francisco (Estados Unidos) la semana pasada podría haber pensado que, a última hora, a alguien se le había ocurrido cambiarle de destino. Tal vez le habían enviado a Argentina, a Brasil, o puede que a Chile, a México o incluso a España. Sin embargo, la explicación era otra: la ciudad estaba viviendo una ‘invasión’ latinoamericana.

Adonde quiera que uno mirase se encontraba con eventos organizados o protagonizados por jóvenes empresas de tecnología procedentes diversos países de Latinoamérica. El pistoletazo de salida lo dio el encuentro -de nombre tal vez premonitorio- Latam Invasion to Silicon Valley, organizado por las aceleradoras de negocios NXTP Labs y 21212.

Cerca de 200 inversores pudieron conocer los proyectos de las 18 jóvenes compañías de tecnología que se presentaron. Entre ellas:

Easyaula, empresa brasileña que, a través de la Red, permite organizar cursos en vivo con líderes de pensamiento locales formados al margen del tradicional sistema educativo.

Empreware, nacida en Argentina con vocación global para facilitar a emprendedores y pymes el manejo de sus finanzas. Ofrece una visión integral de la situación financiera del negocio en un solo pantallazo.

Flare3D, cuyo objetivo es resolver la dificultad de crear aplicaciones 3D con entornos multimedia actuales como flash, integrarlas con las herramientas existentes y publicarlas en diferentes plataformas. Cuenta con clientes en Argentina y en Estados Unidos.

GoodPeople, una comunidad social y de comercio electrónico para de apasionados de los deportes de riesgo en Argentina que ha obtenido una financiación inicial de 500.000 dólares.

Oony, un agregador de cupones de descuento inteligente, basado en preferencias personales, localización, etc. con versión web y móvil en 16 países y seis idiomas y que recibe 66 millones de visitantes y 250.000 dólares de ingresos cada mes.

Queremos!, start-up brasileña que ha desarrollado una plataforma digital de crowdsourcing (participación colectiva) para promover conciertos y eventos en vivo que, desde su nacimiento en 2011, ha organizado 36 conciertos.

Twyxt, una red social global para parejas “para compartir cosas y comunicarte con la persona más importante en tu vida” que lanzó su versión de prueba pública hace una semana.

Broadcast/socialare, herramienta que permite compartir contenido de diferentes redes sociales desde la misma plataforma y sobre la marcha, que fue finalista de la competición española Open Talent organizada por BBVA y Red Innova.

Redguru, proyecto del fundador de Red Innova que pone el foco en Brasil y Estados Unidos con una web de reclutamiento de talento en la que los perfiles profesionales se construyen de manera colaborativa.

También el evento mensual de tecnología SF New Tech quiso dedicar una edición a “lo mejor de Buenos Aires”, en la que repitieron algunas de las empresas invitadas  al encuentro de NXTP Labs y 21212 como:

Fanwards, una plataforma argentina que busca fidelizar a los consumidores empleando mecánicas de gamification o ludificación para construir una comunidad en nube de fans influentes mediante un sistema recompensas. Cuenta con un capital inicial de 500.000 dólares con vistas a expandirse por Estados Unidos.

The Fan Machine, aplicación argentina que permite a las empresas realizar promociones y concursos en Facebook para aumentar su cifra de fans y de clientes comprometidos, que apunta a mercados internacionales.

Por su parte, Start-up Chile -un programa creado por el Gobierno chileno para atraer emprendedores y convertir al país en el polo de innovación de América Latina- hizo su primera aparición estelar en la ciudad de San Francisco, donde 25 compañías pudieron presentar su empresa ante inversores de Silicon Valley. Allí también hubo caras conocidas para quienes hubieran asistido a alguno de los dos eventos anteriores. Entre las ‘repetidoras’ se encontraban:

The Social Radio, una aplicación que convierte el texto de las redes sociales en audio y lo mezcla con la música favorita del usuario parar crear una experiencia de radio, accesible desde cualquier dispositivo móvil y cuya versión web se abrió al público hace una semana.

Comenta.TV, una guía social de televisión para Latinoamérica que identifica los comentarios de los espectadores en directo y genera una timeline (línea del tiempo) para cada programa que permite crear una comunidad de comentaristas a su alrededor.

WeHostels, aplicación para ‘mochileros’ que necesitan reservar a última hora una habitación para pasar la noche en cualquier parte del mundo -aunque su base de datos se concentra sobre todo en Argentina, Colombia y Brasil- que ha conseguido más de un millón de dólares de capital inicial.

Como remate destacó la gran presencia de start-ups de Argentina, México, Brasil y Chile en la conferencia de tecnología TC Disrupt. La maratón de tecnologías rompedoras organizada por la publicación TechCrunch, que dedicó por primera vez un pabellón a cada uno de estos países –con presencia, de nuevo, de algunas de las empresas que ya habían hecho su aparición en los anteriores encuentros- sirvió como colofón a una semana de ‘invasión’ de empresas de tecnología latinoamericanas.

Vinieron, vieron, algunas se quedaron y la mayoría, se fueron, ¿y eso fue todo? Si bien iniciativas como NXTP Labs, 21212 o Start-up Chile ofrecen a estas jóvenes compañías una buena oportunidad para conocer y mostrar su proyecto a un buen puñado de inversores en Silicon Valley, lo que de verdad determina su éxito y sus posibilidades de expansión -o incluso de supervivencia- es que esos contactos tengan sus frutos y quienes manejan el capital estén dispuestos a arriesgar por ellas.

Pero, ¿ha llegado de verdad su momento? Según el colombiano Andrés Waldraff, director de inversiones de Tagua Capital, cuando llegó a Silicon Valley “Latinoamérica no existía”. “Ahora sí que hay una masa crítica de ingenieros más alta en México, Colombia y Argentina, aunque no ha cambiado lo suficiente estructuralmente como para atraer la inversión de las grandes multinacionales”, nos aseguraba recientemente.

Uno de los principales problemas, según Waldraff, es la dificultad para los emprendedores latinos de encontrar un apoyo para poder impulsar sus proyectos. No en vano, el Índice Kauffman de Actividad Empresarial en EE.UU en el año 2011 muestra que, si bien la tasa de actividad emprendedora disminuyó en todos los grupos raciales, los latinos -junto con los asiáticos- fueron los que experimentaron una mayor caída, pasando del 0,56 por ciento en 2010 al 0,52 por ciento en 2011.

No obstante, las estadísticas también permiten ver la botella medio llena: esta cifra fue la segunda más elevada para este grupo en los últimos 16 años. Además, un análisis comparativo de los datos obtenidos desde 1996 permite apreciar que, aunque 2011 representó una disminución de la tasa, los latinos están experimentando una marcada tendencia ascendente del espíritu emprendedor desde 2006 y hoy son responsables de más de una quinta parte las iniciativas empresariales del país. Tal vez su conquista no sea tan rápida como la victoria de Julio César en la batalla de Zela, pero los datos confirman que cada vez son más los que pueden decir que vinieron, vieron y vencieron.

Fuente: http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=41257

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 294 seguidores

%d personas les gusta esto: