Se realizó el estudio: “Lo que Centroamérica puede hacer para que el emprendimiento dinámico apoye su crecimiento”

Con el objetivo de fomentar el diálogo internacional e institucional para buscar soluciones a las diferencias en materia de emprendimiento y desarrollo local en siete países de Centroamérica y el Caribe (Nicaragua, Honduras, Guatemala, Panamá, El Salvador, Costa Rica y República Dominicana), el chileno y experto en proceso emprendedor y ecosistemas, Cristián Zilleruelo, escribió el estudio  en conjunto con los también chilenos Mario Reyes, Sebastián González y Gabriel Hidalgo. La investigación se enmarca en el proyecto de apoyo al emprendimiento y desarrollo social de Centroamérica, que financian diversas instituciones privadas y públicas de esa región. Fue patrocinado por la Corporación Andina de Fomento, CAF, e involucró a las Cámaras de Comercio de los países participantes y actores locales relevantes así como otras entidades relacionadas como Ciudad del Saber, el Parque Tecnológico de Panamá y la Escuela de Negocios IESA de Venezuela.

Sobre la labor de su empresa P3 Ventures y el valor de la investigación que, sin duda, marcará un precedente en el ecosistema del emprendimiento dinámico de la región y el futuro del desarrollo global en ésta conversó con Movistar Innova.

¿En qué consiste la labor de su empresa P3 Ventures?

Realizamos tres actividades a nivel regional. En primer término apoyamos a las empresas establecidas en la creación de nuevos negocios innovadores, lo que se llama también emprendimiento corporativo. Por otra parte, ayudamos a mejorar ecosistemas de innovación y emprendimiento también en el continente y finalmente realizamos un programa de aceleración de empresas. Este se compone de 15 talleres, de un semestre de duración, y un trabajo intenso con las compañías más destacadas del proceso. Esto último lo realizamos con socios locales en cada país.

¿Con qué objetivo se realizó el estudio “Lo que Centroamérica puede hacer para que el emprendimiento dinámico apoye su crecimiento”, que fue ejecutado por P3 Ventures?

Más que un estudio es un esfuerzo inicial para mejorar las herramientas y la preparación de los actores en Centroamérica a través del diálogo inter-institucional con miras a establecer un lenguaje común y un mosaico o mapa de aliados  en cada ecosistema para definir espacios de colaboración que permitan consensuar soluciones concretas. La región necesita ampliar las oportunidades para sus habitantes y mejorar sus instituciones de apoyo empresarial.

Para facilitar este diálogo se abrió un grupo en Linkedin donde hay más de 150 participantes muy activos entre expertos, inversionistas ángeles, venture capitals, agentes de gobiernos, multilaterales y emprendedores de la región.

Cada ecosistema emprendedor fue representado por los principales actores públicos y privados de cada país. Así se obtuvo un esquema tipo “rosa de los vientos”, que permitirá orientar las acciones a seguir entre los actores del ecosistema.

De acuerdo a los resultados obtenidos por el estudio ¿En qué países es más favorables implementar emprendimientos dinámicos?

Si bien la realidad de los países es bastante heterogénea, Costa Rica y Panamá son países que tienen los mayores niveles de ingreso per cápita ($10 mil y $12 mil dólares respectivamente) y desarrollo humano de la región (lugar 62 y 54 respectivamente el 2010). Son países seguros que ofrecen una buena calidad de vida a los extranjeros, además, de tener la mayor cantidad de residentes extranjeros que el resto. Por su parte, Costa Rica es el principal receptor de inversión de alta tecnología en América Latina y Panamá es el principal centro logístico marítimo y financiero. Ambos, son países naturales para el emprendimiento de inmigración por permitir la circulación de talento y derrame de conocimiento generado en otros lugares transformándolo en nuevos negocios, modelos, aplicaciones o productos como receptores de emprendimiento extranjero.

República Dominicana y El Salvador tienen alta presencia localizada de diásporas (connacionales viviendo fuera del territorio) en Nueva York y en Los Ángeles, inclusive poseen personas muy bien ubicadas en puestos importantes de firmas globales, son los países naturales para modelos basados en diáspora al estilo Indio, Israelí o Irlandés.

A las fortalezas señaladas anteriormente, contrastan las debilidades o problemas de la región en general como problemas de seguridad, narcotráfico, pobreza, analfabetismo, seguridad alimentaria, contaminación del agua, deforestación, cambio climático. Por tanto, representan una oportunidad extraordinaria para desarrollar emprendimiento dinámico a través de la resolución de estos desafíos, emprendimiento transformacional, de triple resultado, de valor compartido.

¿En qué  medida afecta la demografía de Centroamérica en la posibilidad de realizar emprendimientos de alto impacto?

Sabemos que las ciudades grandes son caldo de cultivo para la innovación, el emprendimiento y la sustentabilidad como sostiene entre otros el experto de la Universidad de Harvard, Edwards Gleaser. En Centroamérica no hay grandes ciudades y la fuerza de trabajo aún requiere mejor preparación, pero las oportunidades están en lo que señalaba: países que atraen emprendedores globales en busca de mejor calidad de vida, y países que pueden explotar la extensión que tienen hacia mercados globales. En Los Ángeles, por ejemplo, hay más de un millón de salvadoreños que podrían apoyar el softlanding (acceso a redes, vínculos, confianza, clientes de prueba, comprensión de la cultura, etc.) de las empresas.

¿Qué rol cumplen los gobiernos centroamericanos en la materia? ¿Ellos apoyan un entorno emprendedor? ¿Están conscientes de su relevancia?

Están comenzando a colaborar, pero la mayoría vienen de un esquema que mezcla emprendimiento y Pymes en un mismo saco, pero hay iniciativas específicas en la dirección correcta, nada se hace en un día. También es importante realizar esfuerzos encaminados a mejorar el clima de negocios (indicadores del ‘doing business’) para reducir los costos y tiempos en la creación y cierre de negocios.

 ¿Podría referirse a la situación de Chile en relación a los países estudiados?

Chile está mejor en muchos aspectos, pero también ha llegado a un punto donde debe trabajar en forma más sofisticada y atrevida. El atrevimiento lo está mostrando el programa de Corfo Start-up Chile. Es un programa valiente, pero siendo una buena idea es ingenua en la manera que se lleva a cabo, el target que cubre y la plataforma de soporte que brinda.

A lo menos debería estar enfocado en el apoyo a nuevas compañías, a empresas que se inserten en soluciones de grandes problemas del país u oportunidades donde Chile ofrezca claras ventajas, como por ejemplo el abastecimiento de agua en la región norte, eficiencia energética para la industria, empresas que exploten las ventajas del cluster emergente de astronomía, inclusive si las preferencias son por empresas TICs vean por favor entrevista de Marc Andersen en WSJ , que muestra como las TICS se han extendido inteligentemente en muchos rubros haciendo de empresas tradicionales, empresas de software.

¿Cuáles son las grandes conclusiones de esta investigación?

En primer lugar la investigación es oportuna, ya que muestra ejemplos y opciones esperanzadoras del tipo de cosas que se pueden realizar en la región para la generación de emprendimiento dinámico luego de que parecía que se habían “quemado las naves” en América Latina y que tanto los programas de incubadoras de empresas, como los de inversores ángeles no habían logrado los resultados esperados.

Como segundo punto, es importante destacar esfuerzos como estos que miran un bloque de países que juntos son más atractivos que en forma separada para capital de riesgo e inversionistas ángeles. Esto ayudará mucho a canalizar su interés. Por lo que esta investigación demuestra que existen opciones para los gobiernos y hay estrategias que pueden implementar en forma conjunta y así aprender unos de otros.

 Cristián Zilleruelo destaca como tercer resultado la mayor debilidad que demuestra el sector privado.

Las grandes empresas, podrían compensar la situación pues entre ellas, un grupo de 200 representan el 28% del PIB regional pudiendo actuar como “incubadoras de nuevos negocios” e impulsar y materializar emprendimiento corporativo de valor compartido de igual o mayor impacto que un programa de desarrollo liderado por una agencia de gobierno.

La conclusión final es que el emprendimiento dinámico es una herramienta para alimentar el crecimiento y la prosperidad en los países donde se lleva a cabo. Como señalé antes, incrementar en un 1% el PIB de Centroamérica requiere la creación de 57 nuevas empresas dinámicas por año, eso es 8 nuevas empresas por año, por país, haciendo un cálculo rápido.

*Si quieres leer el estudio completo, descarga Lo que Centroamerica Puede Hacer para que el Emprendimiento Dinamico Apoye su (Nuevo) Crecimiento

Fuente: http://www.movistarinnova.cl/blog/noticias/noticias/cristian-zilleruelo-%E2%80%9Cincrementar-un-1-el-pib-de-centroamerica-requiere-crear-57-empresas-dinamicas-por-ano%E2%80%9D/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: