e-lancers: Los nuevos emprendedores

Columna de Eduardo Albalá (*) donde asegura que la interconexión global permite al verdadero talento ser más relevante que nunca.

Thomas W. Malone profesor de la MIT Solan School of Management, es quien aplica por primera vez el término e-lancer,en su libro El Futuro del Trabajo, haciendo referencia a un freelancer (trabajador autónomo) con la particularidad de que consigue, genera y entrega su trabajo gracias a internet. En su libro, el Profesor Malone asegura que, en el futuro, gran parte de la economía va a girar en torno a una unidad fundamental distinta a la empresa (que sería el eje del sistema actual). El nuevo centro económico serán los individuos, trabajadores independientes que se reunirán de forma temporal para crear y/o comercializar. El autor indica que este tipo de organización ya se da en algunas industrias, como la del cine, donde un productor, un director, actores, camarógrafos y otros especialistas, se reúnen para hacer una película y una vez terminada, el equipo desaparece como tal.

Desde la aparición y popularización de internet, las crecientes facilidades de comunicación hacen que sea más sencillo localizar personas especializadas y con talento, para realizar trabajos concretos. Y más allá de simplemente encontrar a las personas, hay muchos servicios para los que no es indispensable una presencia física (programación, diseño, etc.). De igual forma, hay productos que pueden ser comercializados a través de comercio electrónico directamente desde el fabricante al consumidor, e incluso bienes digitales (música, vídeos, libros) que pueden distribuirse por medios electrónicos.

Desde mi oficina en México D.F. trabajo prácticamente a diario con gente de San Francisco, Miami, Madrid, San José de Costa Rica, São Paulo o Santiago de Chile. Intento hacer viajes, ya que el contacto físico siempre facilita y acelera los negocios, pero el resto del tiempo no hay gran problema en trabajar en diseño, desarrollo de software, consultoría o desarrollo de comercio exterior, a distancia, gracias a videoconferencias y herramientas colaborativas.

En la actualidad ya hay miles de personas que trabajan sin vínculos físicos, incluso con clientes que no conocían. Muchos de ellos lo hacen gracias a plataformas de internet que permiten una interacción total, desde la creación hasta la venta, como los ejemplos que se citan a continuación:

  • A través de Crowdspring.com o 99designs.com aquellas empresas que necesitan un logo o diseño gráfico o web, ofrecen detalles sobre el proyecto que necesitan, plantean una oferta de pago por dicho proyecto y reciben propuestas de cientos de diseñadores de todo el mundo. El diseño ganador se lleva la recompensa ofrecida.
  • Sitios como Lulu.com permiten la publicación y comercialización online de libros (tanto electrónicos como impresos), de forma que cualquiera puede ser su propio editor y ganar dinero ofreciendo sus escritos de forma directa a los clientes.
  • Cafepress.com es una de las muchas páginas que permiten colocar diseños de los usuarios sobre camisetas, tazas y otros objetos para que cualquiera los pueda adquirir.

Estas plataformas tienen que ver, de una forma u otra, con el denominado crowdsourcing, una expresión que viene de las palabras inglesas crowd (multitud) y sourcing (búsqueda de fuente) y se refiere a que las tareas realizadas tradicionalmente por un empleado, ahora pasan a ser responsabildad de un grupo de personas. Jeff Howe fue uno de los primeros autores en emplear el término en sus artículos de la revista Wired y postuló que el crowdsourcing, gracias a articularse a través de convocatorias abiertas, reúne a los más aptos para desarrollar las tareas, responder a problemas complejos y contribuir con las ideas más frescas.

El crowdsourcing es una novedad propia de la web 2.0 que ha permitido, entre otras cosas, que Facebook tradujera su plataforma a múltiples lenguas, gracias a la contribución de miles de usuarios. Muchos de estos proyectos se han basado en aportaciones voluntarias y gratuitas pero pasada la euforia de la web 2.0, es muy probable que el escenario se ordene un poco y que cada vez se vean más micropagos o concursos que premien a los usuarios. De esta forma, desde hace varios años el sitio de vídeos más popular del mundo, YouTube, tiene su programa de partners con el que ofrece la posibilidad de compartir los ingresos de publicidad con los usuarios que más visitas generan a través de sus vídeos. Ya no es todo colaboración gratuita en la web 2.0, cada vez aparecen más las opciones de ganar dinero para aquellos que generan mejores contenidos.

Los actuales sitios web de crowdsourcing, los espacios de comercio electrónico que conectan a creadores y usuarios, así como otras herramientas colaborativas que surgirán en el futuro cercano, van a ser las plataformas perfectas para que e-lancers puedan desarrollar su actividad y aplicar su talento en proyectos de cualquier parte del mundo.

Personalmente estoy convencido de que todo esto no es más que el principio. Desde casa o desde centros de co-working, millones de e-lancers ofrecerán sus servicios, conectados al mundo a través de Internet. Desde artistas prestigiosos a los que se podrá encargar obras de arte para una persona o fin concreto, hasta jóvenes que ofrecerán su influencia en las redes sociales al servicio de marcas que quieran vías alternativas para su promoción. Algunos ganaran millones y otros lo suficiente como para pagarse una cena.

Lo importante es que estamos en una sociedad nueva, más allá de la Sociedad del Conocimiento estamos en la Sociedad del Talento. El talento es el gran recurso que permite innovar, destacarse y diferenciarse en un mundo tan competido como el de hoy. La interconexión global permite al verdadero talento ser más relevante que nunca. En esta nueva sociedad los e-lancers serán los comerciantes del bien más valioso: su propio talento.

(*) Eduardo Albalá es Director de Barrabés América, impulsor de los espacios de coworking y globalización BornGlobal y fundador de la Red Latinoamericana de Expertos en Innovación

Fuente: http://www.innovacion.gob.cl/columna/e-lancers-los-nuevos-emprendedores/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: