Innovación: apuesta de futuro

Por Joxean Fernandez, Coordinador académico del curso AL-INVEST IV “Innovación y pymes”

Hace unas semanas visité una asociación empresarial de máquina herramienta de un país latinoamericano. En la entrada del edificio, un gran letrero mostraba una cifra inquietante: los miles de puestos de trabajo que estaba perdiendo el sector. La pérdida de puestos de trabajo era un indicador de la pérdida de competitividad de este sector en relación con sus competidores globales. Las causas, muchas y conocidas: costo de  financiamiento superior al de otros países, impuestos elevados, deficientes infraestructuras, políticas públicas de apoyo sectorial poco efectivas, etc. Los directivos empresariales tenían muy claro el diagnóstico, pero ¿cuáles eran las soluciones? De forma simplificada, se planteaban dos: una que miraba al pasado, imbuida de un cierto espíritu proteccionista y otra, menos clara pero más esperanzadora, que miraba al futuro y que estaba basada en apostar por la tecnología y la innovación.

En realidad se trataba de un falso dilema. La primera opción no existía. El pasado no iba a regresar. Sólo era posible pensar y actuar bajo una premisa: en un período de tiempo relativamente corto, las fuentes de empleo y de riqueza que conocemos van a cambiar de forma radical. Y en ese proceso va a haber empresas que van a desaparecer y empresas que van a aprovechar las nuevas oportunidades que surjan o que ellas mismas creen.

La clave, por tanto, es apostar decididamente por incorporar progresivamente conocimiento y valor agregado a los productos y servicios. En ocasiones, esta apuesta se traducirá en la adquisición inteligente de tecnología. En otros, los menos, en el desarrollo de tecnologías propias. Pero para la mayoría de las pymes la innovación será, en primer lugar, producir un cambio cultural en la empresa para mirar a su entorno competitivo de una forma proactiva. La inmensa mayoría de las pymes latinoamericanas no participan en proyectos de desarrollo tecnológico e innovación, no tienen entre su personal científicos y tecnólogos cualificados, carecen de departamentos dedicados exclusivamente a la I+D+i. Sin embargo, todas pueden desarrollar nuevos modelos de negocio que les permitan mejorar su competitividad. Si no reservan tiempo y recursos para pensar en el futuro, es muy probable que a medio plazo desaparezcan. Innovación y futuro son dos caras de la misma moneda.

Para las asociaciones representativas de los sectores empresariales de América Latina, muchas de ellas socias del programa AL INVEST IV, el reto es desarrollar nuevos servicios especializados que permitan atender las demandas de apoyo en materia de innovación que están comenzando a presentar de forma creciente sus asociados. Entre las actuaciones previstas para apoyar este proceso, AL INVEST IV está organizando un curso ‘on line’ dirigido a técnicos y directivos de los organismos intermediarios de América Latina. Este curso, junto con otras iniciativas de asistencia técnica y formación, permitirán apoyar el proceso de transformación interna de estas instituciones y construir capacidades adicionales que permitan prestar servicios más efectivos en materia de gestión de la innovación, comercialización y valorización de la tecnología, participación en consorcios internacionales de investigación y desarrollo tecnológico, vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva y protección de la propiedad intelectual.

En los últimos años, las pymes de América Latina han sido un factor decisivo en la modernización económica de la región. Ahora el desafío es conectarse con redes internacionales de innovación y competitividad, como la Red Europea de Empresas (EEN, por sus siglas en inglés) y aprovechar de forma más efectiva las oportunidades existentes en el 7º Programa Marco o el futuro programa Horizonte 2020. La solución no es la tentación proteccionista y el aislamiento que produce. Más bien, la conectividad inteligente, la búsqueda de soluciones donde todas las partes ganen a medio y largo plazo, las plataformas de cooperación abierta. El desafío de la innovación también es ese: crear valor de forma cooperativa.

Fuente: http://www.al-invest4.eu/attachments/34espanol.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: