Derribar la barrera del “no soy creativo”

Jeff Dyer es profesor en Estrategia en el Marriott School, Universidad de Brigham Young; Hal Gregersen es profesor de Liderazgo en el INSEAD; Clayton M. Christensen es profesor de Administración de Empresas en la Harvard Business School y una gran influencia en la innovación disruptiva. Ellos son los autores de “The Innovator´s DNA” y nos explican a través de su libro como podemos derribar la barrera del “No soy creativo”

Las personas que se sienten creativas, tienen más posibilidades de ser realmente creativas. Los profesores Jeff Dyer, Hal Gregersen y Clayton M. Chrstensen así lo afirman tras las evaluaciones realizadas a más de 6,000 profesionales. En estas pruebas, enmarcadas en el estudio que derivó en su libro The Innovator’s DNA, aquellos que se consideraban a sí mismos como personas creativas, efectivamente proporcionaban soluciones innovadoras y disruptivas, creando nuevos productos, servicios y procesos que nadie había planteado antes. Los que se se ven a sí mismos como creativos, suelen actuar como tales. Ahora la pregunta es: si no te ves a ti mismo como alguien creativo ¿eres realmente menos creativo?

En las presentaciones hechas por los autores sobre el tema, ante la pregunta de “¿eres creativo?” aproximadamente la mitad de los directivos y ejecutivos alzaban  la mano para responder de forma positiva y muchos de ellos dudaban antes de hacerlo.

La mala noticia es que si piensas que no eres creativo, los datos del estudio revelan que probablemente no lo eres. Pero también hay una buena noticia: si cambias tu mentalidad, puedes volverte más creativo.  En definitiva, cualquiera puede innovar, si decide hacerlo.  Los innovadores disruptivos lo hacen por elección propia, no por azar. Sus acciones diarias cambian su mentalidad de “No soy creativo” por la de “Soy creativo”.

El cambio de actitud viene dado cuando la gente que desea considerarse como innovadora comienza a en habilidades relacionadas con la innovación (lo que los autores denominan el ADN de los innovadores). Algunas de estas habilidades o comportamientos son, por ejemplo, hacer preguntas a los demás, observar el comportamiento humano, conectar las visiones de personas con planteamientos totalmente opuestos. Todas estas prácticas acompañan la idea de destruir la barrera mental: “yo no soy creativo”.

Stepan Pachikov, fundador de Evernote (software personal que organizar la información personal), aprovechó su ADN innovador para crear un producto con infinidad de fieles usuarios. Pachikov estaba obsesionado con una sola pregunta: “¿Qué tipo de herramienta me ayudaría a recordar las cosas?”  Tomó esta simple pregunta e hizo algo, no sólo para él sino para millones de personas. Primero observó, cómo la gente trata de recordar las cosas, habló con una gran cantidad de personas que toman diferentes soluciones sobre el problema de la memoria y finalmente elaboró un prototipo del software para poner en práctica la idea. El resultado fue un producto que realmente cambió la vida, o al menos la forma de organizar las notas y tareas, de muchas personas.

El siguiente diagnóstico, consistente en cinco preguntas rápidas, es un extracto del test de 60 cuestiones que lleva a una evaluación más profunda de las habilidades ligadas al ADN innovador. Cada pregunta puede responderse con un simple sí o no.

Pensamiento asociativo: ¿Soluciono problemas de forma creativa asociando diversas ideas o conocimientos?

Interrogatorio: ¿Hago preguntas que desafían supuestos, inamovibles para otras personas?

Observación: ¿Tengo ideas innovadoras mediante la observación directa de cómo las personas interactúan con los productos y servicios?

Conexión de ideas: ¡Hablo a menudo con personas distintas (por ejemplo, de diferentes funciones, industrias o zonas geográficas) para encontrar y perfeccionar nuevas ideas de negocio?

Experimentación: ¿Experimento para crear nuevos formas de hacer cosas?

Si contestaste no a tres o más preguntas, entonces probablemente estés frente a la barrera de “no soy creativo”.

En resumen, ser más creativo, requiere que actuemos de manera creativa todos los días, buscar que las cosas cambien. El problema es si piensas que no puedes, no lo harás.  Como dice el viejo dicho: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, seguramente estás en lo cierto”. En el momento que nos definamos como creativos, podremos llegar a serlo.

Traducción a partir del artículo de la Harvard Business Review http://blogs.hbr.org/cs/2012/05/crush_the_im_not_creative_barr.html?awid=4612540964214068844-3271#.T6hTqXmRFFk.twitter

Fuente: http://www.centroamericainnova.com/contenido/derribar-la-barrera-del-no-soy-creativo.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: