El manifiesto digital: ¿cómo pueden ganar las empresas y los países en la economía digital?

Los datos aumentan, las generaciones tienen nuevas exigencias e internet se constituye en un ente ubicuo y personalizado. La economía está cada vez más influenciada por estos conceptos y las empresas no sobrevivirán si no se adaptan de forma correcta.

Autor:Boston Consulting Group.

Cada negocio necesita “digitalizarse”. Los datos sobre clientes, competidores, proveedores y empleados crecen a un ritmo explosivo. El 90% de todos los datos existentes en la actualidad se han creado sólo en los últimos dos años. En 2016, habrá 3.000 millones de usuarios de internet a nivel mundial, y la economía de Internet llegará a US$4.2 billones en los países del G-20.

 Ninguna empresa o país puede darse el lujo de ignorar este fenómeno. El hecho es que hemos entrado en la “segunda mitad del juego de ajedrez”, donde la escala y velocidad del cambio está indefectiblemente alterando las estructuras de la industria y la forma en que las empresas hacen negocios. Las empresas con visión de futuro, incluso las de las industrias tradicionales, puede separar las señales del ruido y crear nuevas ventajas al pasarse a la fase digital.

La “nueva” internet es diferente en muchos aspectos de la vieja internet.

195

Su centro de gravedad está cambiando. Internet se ha vuelto interactiva y participativa. Se está pasando del acceso fijo al acceso ubicuo. Ya no se limita a los mercados desarrollados, está creciendo a pasos agigantados en los mercados emergentes también. Y aquellos países están impulsando cada vez más la innovación.

Ahora es una “Internet de todo”. IBM predice que 1 billón de dispositivos estarán conectados a Internet para el año 2015. El “Internet de todo” puede cambiar radicalmente las formas en que las empresas interactúan con los clientes y gestionan sus cadenas de suministro. También permite a los nuevos competidores atacar las bases de las industrias tradicionales.

Se trata de los ecosistemas. Internet está cada vez más determinada por los ecosistemas orquestados por empresas como Amazon, Apple, Facebook y Google, pero también por empresas como Baidu y Tencent en China, y Yandex en Rusia.

Está generando un valor económico tremendo. A través de las naciones del G-20, la economía de internet ascendió al 4,1% del PIB, o US$2,3 billones, en 2010, mayor que las economías de Italia o Brasil. En algunas economías importantes, está contribuyendo con el 8% del PIB, impulsando el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

Se ha vuelto local. La experiencia de internet se ha convertido en una característica innata de la vida cotidiana, lo que refleja las características nacionales, así como las influencias económicas, políticas y sociales específicas de cada país.

Una nueva generación ha crecido en Internet. Los “Millennials” tienen expectativas muy diferentes como empleados, consumidores y ciudadanos. Las protestas de la Primavera Árabe y los populares movimientos “Occupy” en el Occidente son sólo las manifestaciones más visibles de la potencia de la generación Millenial para dar forma a la sociedad y el comercio.

Gobiernos y empresas

Estos desarrollos tienen consecuencias para las empresas y los políticos por igual. Las empresas tienen que entender y fortalecer sus “balances digitales”. En un mundo cada vez más digital, las empresas necesitan construir sus activos digitales y reducir sus debilidades, a menudo organizacionales, que limitan la capacidad para aprovechar las abundantes oportunidades.

Muchas compañías requieren de una transformación digital. La mayoría tendrá que mejorar su personal, procesos y estructuras organizativas y adaptarlas al mundo digital. Dado el rápido ritmo del cambio y la intensidad de la competencia, las empresas tendrán que alejarse de los ciclos de planificación a largo plazo y acercarse hacia el establecimiento de estrategias de adaptación.

Los gobiernos pueden ayudar a dar forma a la economía digital. Pueden apoyar las políticas relacionadas con la inversión, la innovación, la educación, la protección de los consumidores y la privacidad. En muchas áreas, se debe reconocer que un enfoque de no intervención es la mejor opción.

Más de 15 años después de que el grito de guerra se escuchó por primera vez, la internet realmente es “cambiar todo.” Como Walter Wriston, el legendario líder de Citibank, dijo en la década de 1980, “La información sobre el dinero se ha convertido en algo casi tan importante como el dinero mismo.” Eso es ineludiblemente cierto para todos los negocios de hoy.

Fuente:http://tecno.americaeconomia.com/noticias/el-manifiesto-digital-como-pueden-ganar-las-empresas-y-los-paises-en-la-economia-digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: