Las lecciones de innovación del Washington Post

Para una industria basada en sumergirse en lo desconocido, el negocio de la comunicación ha sido notoriamente adverso a explorar innovaciones reales en su propio sector. Esa es la razón por la que la labor del Washington Post y su WaPo Labs,  fundado hace dos años, es notable. Los principios sobre los que fue creado sirve como un mapa para la reinvención para otras empresas del sector.

Labs experimenta con nuevos posibles productos de comunicación. Exploran nuevas infraestructuras, desarrollan nuevos productos como Trove, y ensayan con chismes que pueden ser utilizados dentro de las publicaciones ya existentes de la compañía, como el

Washington Post y Slate.

La última creación de Labs, el Washington Post Social Reader, fue desvelado el pasado jueves en F8, la conferencia anual de desarrolladores de Facebook. El nuevo Reader es una aplicación contenida en la red social y en la superficie parece una página de noticias típica.

Pero hay dos grandes diferencias: la primera, que los artículos que puede ver en el Reader no son elegidos por jefes de redacción, sino por señales sociales, incluyendo los artículos que usted y sus amigos en Facebook leen, así como información de su perfil y de las cosas que le han “gustado”. La segunda, el cajón de artículos que el Reader escoge no está limitado al material producido por la misma The Washington Post Company. También incluye contenido de organizaciones externas como Mashable, SB Nation, y la red Sugar.

Cambios sustanciales

Estas diferencias reflejan dos grandes cambios aparte de la mentalidad convencional de la industria de la comunicación, ha dicho a Fast Company el director de digital del Washington Post , Vijay Ravindran. Mientras que la industria se ha sentido siempre orgullosa de la visión de negocios de sus directivos, el Washington Post ahora cree que lo social tendrá un papel cada vez mayor en cómo los lectores encuentran noticias en las que pueden estar interesados.

Y mientras la competencia entre los feudos periodísticos es legendaria, el Post ahora cree que la agregación de algún tipo será necesaria en un futuro. “Ningún editor tiene suficiente contenido para satisfacer a un lector hoy en día”, dice Ravindran. El Reader refleja otro cambio de mentalidad fundamental: la voluntad de probar experimentos significativos sin tener la expectativa de retorno financiero inmediato.

Fuente: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/medios/las-lecciones-de-innovacion-del-washington-post/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: