Conclusiones de algunos estudios e investigaciones recientes sobre la creatividad

1) La colaboración entre directivos y creativos, clave para lograr la innovación

En la reciente conferencia Design Research de Seattle, se mostraron unos informes que aseguran que el design thinking o pensamiento de diseño continuará siendo una corriente de creciente utilización en las grandes compañías. Además, en la mesa redonda realizada hace poco en Nueva York, Design Thinking: Dead or Alive resultó complicado encontrar opositores a esta creencia. Sin embargo, también es difícil encontrar fervientes seguidores del pensamiento de diseño.

Las riendas del pensamiento de diseño se encuentran firmemente situadas en las manos de los ejecutivos. En este mundo, el pensamiento de diseño es una abreviación de los procesos creativos, no hay que ser un diseñador para realizar creatividad, y los procesos son codificados como un marco repetible con negocios reutilizables.

Todo esto pone de relieve el verdadero debate acerca del pensamiento de diseño, la práctica repetible y reutilizable en contradicción con la naturaleza de la innovación, que requiere un trabajo elaborado y único. Por lo tanto, el pensamiento de diseño desafía el status quo de una industria o, al menos, de una organización.

Tal vez, algunos de los diseñadores darán la bienvenida a la aprobación de otorgar la batuta del pensamiento de diseño a los ejecutivos. Pero, en realidad, este debate debería servir para que tanto directivos como creativos aclaren quién se ocupa de cada cosa y cuándo. El diseño no debe ser trivializado ni engrandecido, pero podría desempeñar un papel mucho más significativo si los involucrados en los procesos de innovación pudieran realizarlos otorgándole su verdadero valor y colaborando entre ellos para mejorar los resultados.

Finalmente, ha quedado de manifiesto el verdadero problema detrás de toda esta discusión: el diseño tiene que salir de su burbuja y los diseñadores necesitan reducir la brecha entre su mundo y el de los negocios, las personas que puedan abarcar los dos mundos serán los mejores empleados para una empresa

Fuente:  http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/la-colaboracion-entre-directivos-y-creativos-clave-para-lograr-la-innovacion/

2) Cuando los consejos “matan” la creatividad

Pedir consejo a otras personas alimenta la creatividad no sólo de quien busca consejo, sino también de quien lo proporciona. Así lo concluye un reciente estudio de la Universidad de Pennsylvania y la Indian School of Business. Sin embargo, un abuso de los consejos puede acabar “matando” también la creatividad.

Para llevar a cabo el informe, Jennifer Mueller y Dishan Kamdar, autores del estudio, dividieron a los 291 participantes en la prueba en varios grupos y les encomendaron varias tareas.

El análisis concluyó que las personas que pidieron ayuda a otros para cumplimentar determinadas tareas lograron aumentar sus niveles de creatividad porque enriquecieron así sus ideas iniciales con nuevos puntos de vista, informa Die Karriere Bibel.

Aunque los participantes que proporcionaron consejo a otras personas lograron también soluciones más creativas las tareas planteadas por Mueller y Kamdar, aquellos que dedicaron demasiado tiempo a ayudar a los demás se hicieron, por el contrario, menos creativos. En primer lugar, por tener menos tiempo para cumplimentar sus propias tareas y en segundo lugar, por correr el riesgo de considerar sus propias opiniones como las únicas válidas y renunciar al intercambio creativo con otras personas.

Fuente:  http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/cuando-los-consejos-matan-la-creatividad/

3) ¿Por qué no se puede comprar la creatividad?

La profesora Theresa Amabile y otros compañeros de Harvard Business han analizado los motivos que permiten mantener la chispa creativa. En este campo el uso de recompensas como incentivos se ha demostrado que no funciona cuando lo que hay detrás es un trabajo desafiante y creativo. Así mismo, el estudio demuestra que depender de motivaciones extrínsecas tiene un impacto negativo en la creatividad.

Y es que, cuando estás concentrado en la recompensa, no estás concentrado en la obra. Y como cualquier creativo diría, para realizar un trabajo creativo excepcional se requiere el 100% de concentración en el trabajo, hasta el punto de la obsesión. Se trata de amar lo que se hace.

Las empresas deben remunerarles atendiendo a esa pasión. Pero si realmente se persigue un rendimiento creativo excepcional, que deje a la gente centrarse en las motivaciones intrínsecas – los factores inherentes a la propia obra. Cosas como reto, el interés, el aprendizaje, la libertad, y el flujo creativo-  la investigación demuestra un fuerte vínculo entre los niveles de motivación intrínseca y la creatividad.

 ¿Cómo se puede atraer el talento creativo?

Hasta cierto punto es una cuestión de organización: permitir a la gente trabajar en unidades más pequeñas con una mayor autonomía es más propicio para la creatividad que los grandes departamentos de la empresa con un control centralizado.

Pero también son importantes las relaciones entre los líderes y los equipos, y entre sus compañeros. Influyen tanto los mensajes que los directivos dan a sus equipos, y la manera en la que se estimulan y desafían entre ellos.

Si lo que desea es encontrar la verdadera creatividad – la X, el ingrediente mágico que de ese producto-necesita inspirarles  mostrándoles lo que hace que el trabajo sea fascinante, desafiante, significativo y divertido. Y hay que darles la libertad para hacerlo a su manera, en lugar de controlarles a de cada paso.

¿Cómo hacer que la chispa creativa no se desvanezca?

Si usted es un creativo, es probable que experimente una tensión entre seguir su inclinación creativa, frente a lo que le exige el mercado (su jefe o los clientes). Pasar demasiado tiempo trabajando como una marioneta le arriesga a perder peso entre los TOP de tu sector. También puede ocurrir que si se pasas demasiado tiempo en un trabajo bien pagado que no le inspire, la creatividad se desvanezca.

Así que es vital lograr un equilibrio entre las motivaciones intrínsecas y extrínsecas. A veces es necesario trabajar en un proyecto menos atractivo que le permita saldar tus cuentas. En ese caso debería buscar la creatividad fuera del trabajo, para mantener la chispa creativa.

Y debe aceptar el reto de adoptar un enfoque creativo en cualquier trabajo que desarrolle, independientemente del desempeño a realizar. Siempre habrá soluciones originales y valiosas que le harán ganar en reputación porque, la creatividad no tiene precio.

Fuente: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/%C2%BFpor-que-no-se-puede-comprar-la-creatividad/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: