Desmitificando la innovación

En el informe Demystifying innovation. Take down the barriers to new growth de Pwc se describen siete concepciones erróneas y frecuentes acerca de la innovación:

La innovación puede ser delegada. Nada más lejos de la realidad. Si la alta dirección no recompensa la innovación, no protege el proceso o cambia las relaciones internas para fomentar la innovación, todos los nuevos esfuerzos fracasarán.

Los mandos intermedios son los aliados naturales de la innovación. Su enfoque en la mejora de los beneficios a través de mayor eficiencia operativa les anima a rechazar las nuevas ideas en detrimento de las perpetuas mejoras continuas.

El talento innovador trabaja por dinero. Otros componentes como el reconocimiento y la autonomía son componentes importantes de una cultura empresarial que fomente el pensamiento innovador desde sus orígenes.

La innovación procede de incidentes afortunados. La mayoría de las organizaciones exitosas mezclan creatividad con sistemas estandarizados de trabajo, de forma tal que les permita flexibilizar el enfoque en función de la oportunidad a la que se dirigen.

Cuanto más abierto sea el proceso de innovación menos disciplinado será. A pesar del convencimiento generalizado de que ninguna empresa tiene el talento y los recursos necesarios para desarrollar completamente nuevos conocimientos por si mismos, las empresas todavía desconfían sobre compartir su propiedad intelectual con terceros. Sin embargo, existen ejemplos que demuestran que es compatible la innovación abierta con controles que garanticen que la misma cumple los requisitos establecidos por cada empresa.

Los directivos saben cuánta innovación necesitan. Será el mercado y no la empresa la que marque el ritmo de cambio necesario. Si la innovación en el mundo exterior avanza más rápidamente que en la empresa, ésta terminará por fallar.

La innovación no puede ser medida. La  innovación debe analizarse con el mismo rigor que se aplica en otras áreas, sabiendo que existen niveles muy altos de incertidumbre y riesgo en las primeras fases. La innovación puede gestionarse como cualquier otra inversión de capital: asignar recursos, definir tareas y responsables, establecer metas, etc.

Fuente:  http://josemanuelcastro.wordpress.com/2011/06/08/desmitificando-la-innovacion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: