Start Up Nation: La historia del milagro económico de Israel

(por Mario Reyes, Gerente Research & Knowledge P3 Ventures – twitter: marioreyes81)

Este libro se hace cargo de responder a la pregunta de como Israel, un pequeño país de apenas 7,1 millones de habitantes (menos que países latinoamericanos como Guatemala o República Dominicana), rodeado de enemigos, en un estado constante de guerra y sin mayores recursos naturales, es capaz de generar un dinamismo emprendedor que rivaliza con el de grandes naciones como Japón, India, Corea y el Reino Unido.

El libro entrega una serie de argumentos que permiten explicar como Israel presenta un desempeño emprendedor sobresaliente (que se verifica en la mayor inversión de venture capital per capita a nivel mundial y un boom de emprendimientos de base tecnológica a partir de la década del 90), a pesar de estar bajo una amenaza constante de parte de sus vecinos.

Las principales causas de este desempeño son:

Cultura no jerárquica, que valora el cuestionamiento abierto de todas las autoridades. Esto es clave para innovar y liderar proyectos que parecen irrealizables (como el ambicioso “Better Place” de Shai Agassi).
Formación universal de competencias generales (o “blandas”) y adquisición de redes sociales en el ejército (que opera con estructura horizontal, tipo guerrilla), donde reciben una formación amplia y se expone a los reclutas a situaciones de crisis donde cultivan tempranamente habilidades de liderazgo, de trabajo en equipo y de resolución de problemas en contextos de incertidumbre.
Sistema altamente competitivo y selectivo en el acceso a unidades de elite del ejercito (la unidad Talpiot), a las que acceden los mejores estudiantes del sistema escolar, para recibir una formación que les permite abordar los desafíos estratégicos y tecnológicos que enfrenta el ejército, con una formación amplia (no especializada), donde se potencian habilidades de liderazgo que posteriormente pueden aplicar a sus emprendimientos.
Inmigración masiva de judíos de la ex Unión Soviética, que tenían una fuerte formación científica y traían consigo un fuerte afán por sobresalir.
Actitud cosmopolita, los israelíes tienen la costumbre de salir de sus fronteras y peregrinar por el mundo. Esto les permite visionar negocios globales.
Políticas de gobierno que apuestan tempranamente por desarrollar polos científico-tecnológicos (en parte en respuesta a la amenaza militar de los países vecinos, que obliga a tener mayores avances en tecnología militar) y que a comienzos de los 90s apuestan por el programa Yozma, de promoción de inversiones de capital de riesgo en emprendimientos de base tecnológica.

La diáspora judía (muy poderosa en Estados Unidos), solo comienza a tener un rol relevante, de acuerdo al libro, a partir de los años 90s. Antes de esa década habría poca inversión extranjera directa en Israel.

Puede que estos factores estén o no presentes en otros contextos altamente emprendedores y los autores pueden estar omitiendo algunos otros. Sería interesante comparar el escenario israelí con otros contextos de alto desempeño emprendedor (por ejemplo, los ingenieros indios que emigran a Estados Unidos).

Fuente: http://www.p3-ventures.biz/archives/84

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: