En Centroamérica las MIPYMES se vuelven un tema regional

El SICA ha comenzado a trabajar una agenda conjunta para mejorar las condiciones de desarrollo de las empresas. La última reunión se realizó en El Salvador.

“El financiamiento es muy importante, pero no lo es todo. No es lo más importante para que tengan desarrollo.”

Mayi Antillón,ministra de Economía de Costa Rica

“En vista de que el crédito era lo más importante, creamos una política para las pymes denominada ‘usura cero’ en 2006.”

Verónica Rojas,viceministra de Industria y Comercio de Nicaragua

“El financiamiento es un tema sensible. Para eso creamos dos programas con la empresa privada y con Taiwán.”

Miriam Oliva,directora de Fomento MIPYME de Honduras

“La pyme es importantísima en Guatemala, tanto que ahora en período de elección es parte de la agenda de los candidatos.”

María Teresa Ayala,viceministra de Desarrollo de la PYME

“Lo que necesitan es una política de acceso al crédito, que ha sido un cuello de botella para el desarrollo de las mipymes.”

Ileana Rogel, presidenta de CONAMYPE


El peso de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) dentro de las economías de los países centroamericanos es fuerte. En algunos casos, como el salvadoreño, el 99% de la estructura empresarial está compuesto por ellas.

Debido a la importancia de estos negocios para el istmo, el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) decidió tratar a las mipymes en un tema regional, de modo que se busquen y apliquen soluciones y apoyos conjuntos para el desarrollo de las mismas.

Edgar Chamorro, director ejecutivo del SICA, explicó que para el organismo las mipymes son prioritarias, “porque son un eje transversal en las economías de los países”.

Chamorro retomó la cifra del comercio intrarregional al cierre de 2010, que fue de $5,900 millones. De estos, dijo, cerca de un 85% es generado por la dinámica de las mipymes.

Los funcionarios encargados de la formulación de políticas para las mipymes en sus respectivos países, en el seno del SICA, identificaron seis puntos de trabajo para la agenda regional. En la mesa, el sector privado es representado por el presidente de Unión Mipymes, Pablo Durán.

El emprendedurismo, la mejora en la producción y el establecimiento de una batería de estadísticas homogéneas son tres de estos temas regionales, detalló Ingrid de Santamaría, directora ejecutiva del Centro Regional de la Promoción de la Mipyme (CENPROMYPE).

Crear un monitoreo y evaluación de impacto del trabajo hecho, la utilización de los esfuerzos de la academia para las mipymes y el último de los temas de la agenda –pero no por ello menos importante–, el financiamiento, mencionó De Santamaría en el marco del reciente encuentro de los ministros centroamericanos en las instalaciones de la sede del SICA en el país.

Además, esperan reproducir el modelo que El Salvador importó de Estados Unidos para llevar apoyo técnico a los pequeños empresarios con una alianza entre el sector público, organizaciones no gubernamentales (ONG) y la Academia a el resto de los países hermanos.

Dicho modelo de apoyo técnico se materializó en el país con los Centros de Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa de El Salvador (CDMYPE).

El peso las pequeñas empresas en la economía de la región alcanza el 33% con relación al Producto Interno Bruto (PIB). Según datos del SICA, que esperan afinarse con el levantamiento de nuevas estadísticas regionales, son ellas las que generan el 95% de los empleos privados.

Las realidad centroamericana es muy similar en los países que la conforman. Para los funcionarios que velan por el desempeño económico de las mipymes en su país hay dos factores que, a la luz, son la principal traba para que estas mejoren en todos los sentidos: acceso al crédito y asesoría técnica.

En El Salvador, el 99% de las empresas son micro, pequeñas y medianas. En cifras aproximadas, solo las micro generan un millón de empleos, según explicó Ileana Rogel, presidenta de CONAMYPE. Con relación al PIB representan el 35% (en 2005). El presupuesto es de $6 millones.

La mipyme guatemalteca representa en esa economía el 94% del andamiaje empresarial. Su relación con el PIB es de aproximadamente el 45%. Para el fomento de estas se destina menos del 2% del presupuesto del Ministerio de Economía de Guatemala.

En Nicaragua la situación no varía mucho, pues las pymes son el 93% del total de empresas de ese país. En esa nación, el 60% del presupuesto que se destina a su desarrollo proviene de cooperación, es decir, $80 millones que provienen del Banco Mundial, La UE y el BID.

La economía costarricense, en su base empresarial, está compuesta en un 97% por micro y pequeñas empresas. El Ministerio de Economía, Industria y Comercio la cataloga como el “dinamizador de la economía”. La gran mayoría de empleos en ese país son generados por este sector.

En Honduras, el cálculo de la incidencia de las pequeñas empresas es alto. Tanto que existen entre 500,000 a 650,000 empresas que oscilan entre micro, pequeñas y medianas, según la Dirección de Fomento. Con relación al PIB, su representación es de un 28%.

http://www.laprensagrafica.com/economia/nacional/183560-mipymes-se-vuelven-un-tema-regional.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: