Centroamérica: comercio, inversión y desarrollo. Casos de innovación de las empresas multinacionales más admiradas de la región

Sin duda, el 2010 fue bastante movido para Centroamérica en asuntos de política comercial; y no es de extrañar, pues todos los países de la región ya son expertos en esta práctica.

La meta común más firme que alcanzaron fue el cierre de la negociación del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, aprovechando la Cumbre de Presidentes de América Latina, el Caribe y aquella región, que se realizó en Madrid.

La Unión Europea representa un mercado de 500 millones de consumidores, y con el PIB per cápita más alto del mundo. Para Centroamérica, esto significa acceso a un mercado amplio, diverso, muy sofisticado y exigente.

Este cierre fue producto de un esfuerzo birregional, pero mayor para los centroamericanos, pues prácticamente la totalidad de la negociación se hizo regionalmente, y además incluyó la adhesión de Panamá al Subsistema de Integración Económica Centroamericana.

Este último evento también es relevante para la región, pues es la conclusión de un proceso iniciado hace más de 15 años. Implica la incorporación  de Panamá a la región en materia de comercio. A partir de allí, veremos a Panamá más integrado a Centroamérica, en una relación que se profundizará más allá de los TLC que actualmente están vigentes.

Otro proceso renovador es la continuación de la homologación de los TLC que Centroamérica tiene con México. Costa Rica y Nicaragua cuentan con su propio acuerdo comercial y el Triángulo Norte posee un instrumento jurídico con listas individuales. Esta diversidad de marcos legales dificulta su aprovechamiento y administración, tanto a México como a la región, con la perspectiva de la Unión Aduanera.

Es un proceso lento por su propia complejidad, pero con muchas expectativas para los países y para algunos sectores exportadores. México ha ido convirtiéndose en un mercado atractivo para las exportaciones regionales, pues su población de 100 millones ha ido asimilando la apertura comercial iniciada con el Nafta hace más de 15 años y las empresas mexicanas también han aprovechado sustancialmente el mercado regional.

Sin falsos optimismo, hay datos que avalan una buena percepción de la realidad centroamericana: según CEPAL,  desde el 2000 a la fecha, se estima que la región recibió US$39.500 millones en inversión extranjera directa (IED). Panamá ha captado más de US$12.000 millones; Costa Rica arriba de los US$10.000 millones; Honduras un poco más de US$5.000 millones; El Salvador, unos US$5.000 millones; Guatemala US$4.500 millones y Nicaragua US$3.000 millones.

Muchos de estos recursos invertidos en Centroamérica, con visión de largo plazo, llegaron de la mano de grandes multinacionales que confían en esta nueva etapa que alumbra en la región. Esta es, precisamente, la buena nueva que trae la última edición de la revista “Estrategia y Negocios” , que presenta a las “Multinacionales Más Admiradas de América Central”. Ellas son: Walmart, Holcim, Coca Cola y Unilever.

La revista dialogó en exclusiva con los altos mandos regionales de todas ellas y  han anticipado información y un análisis de las estrategias que prevén para el año que son, definitivamente, imperdibles.

“Los empresarios que quieren crecer en Centroamérica tienen todas las condiciones. Si no creyéramos en estos gobiernos, en estos países y en lo que se está haciendo en la región no estaríamos invirtiendo tantos millones de dólares”, nos dijo Alberto Ebrard Casaubon, vicepresidente ejecutivo y director general de Walmart de Centroamérica. Este año, la gigante del retail construirá 80 tiendas en Centroamérica, además de generar 2.500 empleos directos y más de 5.000 indirectos en la industria de la construcción y en empresas proveedoras.

Vea entrevista completa: Un año para ser “más Walmart”

A su vez, desde Holcim, su presidente para Latinoamérica, Andreas Leu, nos comentó:   “Latinoamérica, en general, y Centroamérica, en particular, siguen siendo mercados relevantes para el Grupo Holcim”. La cementera invirtió US$20 millones durante el 2010 para mejorar sus instalaciones productivas en los tres países centroamericanos en los que está presente.

Andreas Leu consideró que para poder cumplir “nuestro deseo de continuar siendo una empresa admirada en Centroamérica, es esencial mantener nuestra competitividad en los mercados; es decir, seguir cerca de nuestros clientes, ofreciéndoles soluciones que cambian conforme evolucionan sus necesidades”. Para conseguirlo, consideró: “nuestras instalaciones deben mantener los estándares de medioambiente, calidad, costo, disponibilidad e innovación que nos caracterizan”.

Vea entrevista completa : Holcim: valores + compromiso

Según John Murphy, presidente de Coca-Cola Latinoamérica Centro.  “Centroamérica es uno de los mercados más importantes (para la compañía), tanto en términos de volumen como de rentabilidad, con una participación de 30% de nuestra unidad de negocios”. La estrategia fundamental es la innovación.  Siempre nos preguntamos qué significa la palabra innovación, porque es muy fácil olvidar que la innovación solo tiene valor si podemos trasladarla al mercado. Y es importante la innovación para lograrlo. En este caso, el producto no cambia, pero la manera en que actuamos en el mercado, siempre está cambiando. Entonces, innovar no es solamente crear un producto nuevo.

Ahora, en cuanto a innovación de productos, en el 2010 en Centroamérica nos enfocamos en dos áreas: té y jugos. Jugos del Valle en Centroamérica es ahora una marca que está creciendo y la hemos lanzado en cinco de los seis países, solo falta Guatemala.

Vea entrevista completa: Coca-Cola: innovación continua en fórmula probada

Y Fernando Acosta, presidente para Middle Americas de Unilever, no dio una radiografía clara de cómo la región permitió a esta líder global del consumo masivo aprovechar las oportunidades de la última crisis: “Antes de la crisis, nuestros productos estaban en unos pocos hogares de Centroamérica, hoy estamos en siete de cada diez casas en todos los países”.

Unilever es una compañía dinámica, que lidera la agenda de innovación y promoción en muchas de las categorías en las que participa. Para mejorar las ventas –agregó– Unilever se ha enfocado en asegurar la competitividad de sus marcas, fortalecer su plan de innovación y mantenerse cerca de los clientes y consumidores, garantizando el mejor servicio posible.

Vea entrevista completa: Unilever: un imperio dónde nunca se pone el sol

Todas y cada una de ellas son leading case de innovación, de productividad, de capacidad para operar reingenierías y aprovechar los puntos de quiebre de los mercados para crecer. Ellas han desembarcado en Centroamérica no solo con dinero, sino con una cultura de respeto del ambiente en sus procesos industriales, con políticas de recursos humanos de vanguardia y con estrategias empresariales que saben aprovechar las sinergias y las escalas para expandirse.

Con su desempeño, ellas están subiendo el listón de la performance de las empresas de origen regional y, al final de cuentas, están promoviendo una “lógica win-win” que fundamenta y hace sentido al surgimiento de un círculo virtuoso. ¿Cómo hacer para subirse a este tren? Conozca a los líderes y tendrá la hoja de ruta.

Fuente: http://estrategiaynegocios.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: