Entrevista a Carlos Barrabés : “El emprendedor es clave para transformar la sociedad”

Con aspecto informal -camisa azul clara, chaqueta de punto y pantalón chino-, nadie pensaría que Carlos Barrabés (Benasque, Huesca; 1970) se codea con las grandes personalidades del Foro Económico Mundial de Davos, organismo que le ha incluido en la lista de Jóvenes Líderes Globales. Junto a su hermano, a los 19 años montó una tienda de montaña y, en 1995, le darían un nuevo impulso con la puesta en marcha de uno de los primeros portales web de comercio electrónico. Desde entonces, se ha convertido en uno de los referentes mundiales en este ámbito, lo que le trajo a Gijón para impartir una ponencia titulada ‘Innovación para emprendedores’ organizada por la Escuela de Organización Industrial y FENA Business School de Asturias.

-Carlos Barrabés, joven líder global y gurú. ¿Suena bien, no?

-Lo de gurú es un horror, es una pegatina que te ponen cuando en el fondo quieren decir algo malo de ti (risas). La verdad es que estoy muy agradecido a Davos, porque te permite la posibilidad de participar y generar proyectos con un punto de vista social, algo que siempre me ha gustado mucho.

-Una de sus labores fundamentales es asesorar a pequeñas y grandes empresas.

-No creo que la empresa sea un lugar específicamente para ganar dinero. Yo la veo desde una parte más clásica, como una herramienta para consolidar la sociedad. De hecho, me suelo referir a ella como un bicho beneficioso para el entorno, y por esto la parte social desde la empresa es muy importante. En este mundo, una persona que haya nacido en Occidente con tantas oportunidades tiene una obligación con los demás.

-La ponencia se titula ‘Innovación para emprendedores’, dos conceptos que están muy a la orden del día.

-Y uno lleva al otro. ¿En qué se la juegan los territorios en el mundo? Pues en tener personas con capacidades y habilidades que les permitan transformar las cosas. Y para esto es crítico tener un espíritu emprendedor.

-¿Qué se entiende por espíritu emprendedor?

-No sólo es para personas que quieran montar una empresa sino también para los que no son emprendedores. Los territorios se van a medir en cuántas empresas tienen y cómo son de interesantes en innovación. Pero, además, la gente con espíritu emprendedor dentro de una empresa permite cambiar las cosas y mejorarlas. El espíritu emprendedor no es sólo para empresarios sino también es una manera de ver la sociedad y entender la transformación de los lugares. No importa el cargo que tengas; lo importante es que quieras cambiar las cosas.

-¿Cuáles son los pilares básicos de la innovación?

-Hay cuatro parámetros de la innovación. El primero es la tecnología, que es la base. El segundo es el diseño, que es lo que realmente crea los entornos de pertenencia. En un tercer lugar está la visión global, ya que la innovación necesita una visión más amplia que la exclusiva a un solo territorio. Y en cuarta posición está entender qué pasa y saber qué pasa. Luego hay aceleradores de la innovación, como puede ser la pasión.

Masa crítica relevante

-¿En qué punto se encuentran las empresas españolas en cuanto a innovación?

-Podrían estar mejor. Lo importante es que por primera vez hay una masa crítica relevante de emprendedores en España. Probablemente acelerada por la crisis, pero que supone una oportunidad para el país.

-Es decir, que es un buen momento para poner en marcha empresas a pesar de la crisis.

-… Para ser emprendedor y también para ponerse en marcha dentro de las empresas.

-Asegura que esta crisis traerá un profundo cambio en la sociedad. ¿En qué sentido?

-Esta sociedad no es la misma que la que había. La sociedades occidentales en cierta medida han empobrecido; hay menos clase media y más ricos y pobres. Ha supuesto un cambio tan terrible y fundamental que merece la pena luchar contra él.

-¿Qué tipo de sociedades nos encontraremos dentro de diez años?

-Me gustaría pensar que va a haber una sociedad más justa, equilibrada, respetuosa con el medio ambiente. En definitiva, una mejor sociedad en nuestros valores. Pero nos vamos a encontrar con una sociedad mucho más competitiva, también con el resto del planeta; con entornos más concentrados, y con mayores dificultades para las personas sin formación. Va a haber entornos más controlados desde el punto de vista medioambiental y con mucha más innovación y con una mayor capacidad de emprendeduría. En definitiva, será un mundo más complejo para las personas con capacidades y talento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: