¿Cómo se mide la innovación en las empresas?

En los últimos años han destacado diversas investigaciones y herramientas destinadas a conocer el estado de la innovación. Encuestas y rankings son los instrumentos más conocidos, cada uno de los cuales persigue sus propios objetivos específicos. Pero, ¿de qué manera y cómo se mide la innovación a través de estas herramientas?

Partiendo de la base que en nuestro país el concepto de innovación, aún no es asimilado ni comprendido del todo y se tiende a confundir con Investigación y Desarrollo (I+D), los especialistas coinciden en que se están dando los primeros pasos para promover una cultura innovadora y que algunas pocas empresas sí captaron la importancia de ello, a través de significantes montos de inversión en innovación.

Constituida como una herramienta de diagnóstico, el Ranking de Empresas Innovadoras (REI), es una constante fuente de consulta en el entorno innovador y emprendedor que se ha posicionado como un trabajo serio y ampliamente reconocido. Uno de sus creadores, el profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Los Andes, Iván Díaz-Molina, explica a Innovación.cl que este ranking, traído a Chile el año 2008 por la ESE Business School de esta universidad, utiliza la metodología aplicada en España por el IESE de la Universidad de Navarra, que busca conocer la implementación de la capacidad de innovar de forma sistemática en las empresas.

Este trabajo, pionero en América Latina, en su última versión midió la innovación en 27 grandes empresas que facturan más de 1 millón de Unidades de Fomento (UF) y que generan más de 200 empleos, cada una, en un año. El investigador revela que la metodología del trabajo cuenta con tres etapas: la primera, donde se realiza una encuesta general en la organización, que busca indagar en lo más profundo de ésta si existen problemas de comunicación entre las partes que lo componen. Una segunda, en la que destacan entrevistas a los directivos clave, con el objetivo de conocer la visión que hay en la alta gerencia sobre la innovación, donde también se les pide que den a conocer ejemplos concretos en que la compañía haya desarrollado iniciativas innovadoras. Y la tercera fuente de información, la constituyen los propios resultados de la empresa, como una manera de tener una visión general del progreso y estado de la organización.

Explica Díaz-Molina que lo que más se busca con este trabajo es el impacto que tiene la innovación dentro de las empresas. “Creemos que la innovación no es sostenible ni sustentable si no genera valor. Por eso, más que orientarnos qué tan eficientes son los proceso –que también se puede medir- nos enfocamos en analizar el impacto en la generación de valor”.

La ansiada encuesta

En tanto, la Encuesta Nacional de Innovación, desarrollada por la Subsecretaría de Economía y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), de carácter bianual, constituye una herramienta muy esperada por el entorno innovador del país, cuyos últimos resultados se espera se den a conocer a fin de mes.

María José Bravo, de la División de Innovación de esta subsecretaría, explica que la encuesta, que se desarrolla en el país desde 1995, utiliza un cuestionario homologado con la Community Innovation Survey (CIS) de la Unión Europea (UE), modelo que es flexible y que de forma constante se va actualizando, de manera de dar cuenta de las nuevas realidades y visiones que van surgiendo en torno a la innovación. Por ejemplo, con preguntas relacionadas con habilidades y creatividad, que ya se están aplicando en Europa y que se espera incorporen en el próximo trabajo en Chile. Asimismo, revela Bravo que detrás de esta metodología está el conocido Manual de Oslo, muy utilizado en el viejo continente.

La ivestigadora cuenta a Innovación.cl que la encuesta considera un universo de 4.000 empresas, a la que se estudia a través de cuatro variables: Innovación en Producto, Proceso, Marketing e Innovación Organizativa. Las dos primeras relacionadas con innovaciones tecnológicas, mientras que las otras dos con innovaciones no tecnológicas. La gran novedad metodológica de la última encuesta que está por aparecer, es que separa el gasto en I+D y el gasto en innovación. “En muchas empresas tienden a confundir el gasto en I+D con el realizado en innovación. Nos topamos con muchos que se refieren a Innovación y Desarrollo en lugar de Investigación y Desarrollo. Por eso, nos abocamos a separar estos dos conceptos junto con explicarle a la gente la diferencia entre ellas y cómo a partir de la I+D se puede llegar después a la innovación”.

La encuesta considera preguntas relacionadas con las actividades de I+D, montos destinados a la innovación, capacitaciones, adquisición de nuevos equipos, trabajos colaborativos con otras empresas, universidades, proveedores o consumidores; fuentes de información que utilizan, además de los obstáculos encontrados a la hora de innovar. Consultas dirigidas a los responsables de áreas relacionadas con la innovación y quienes, desde un punto de vista estratégico, tengan una visión sobre el desarrollo de la compañía y pueda aportar con datos cualitativos.

En el ámbito internacional, también es muy conocido el ranking que elabora la reconocida revista Fast Company, que en febrero pasado publicó el listado con las, a su juicio, 50 compañías más innovadoras del mundo. Este trabajo considera el estudio y análisis de más de 250 empresas en las que se investiga el desarrollo de diversas formas de innovación, el entorno empresarial de éstas, el crecimiento en los ingresos, además de los márgenes de beneficio de las empresas consultadas. Los primeros cinco lugares de este ranking fueron ocupados por Apple, Facebook, Google, Amazon y Square.

Camino por recorrer
Considerando el trabajo de ambos estudios, hay coincidencia en señalar que en nuestro país la innovación está apareciendo de manera incipiente en las grandes empresas. “Aunque se ve mucha confusión en las definiciones entre quienes no conforman las gerencias de las compañías, se avizora un camino hacia la innovación por parte de algunas compañías”, asegura Iván Díaz-Molina. El profesor universitario revela que aún no hay total claridad en lo que se entiende por innovación, porque algunos la entienden como mejora continua, compra de nuevas tecnologías o el desarrollo de ciencias, entre otras.

En este contexto, el encargado del Ranking de Empresas Innovadoras revela que las empresas multinacionales con presencia en nuestro país tienden más a desarrollar innovación que las compañías locales, por el simple hecho que sus casas matrices tienen detrás importantes estrategias en la materia hace largo tiempo, a diferencia de las nacionales, donde todavía resulta extraño referirse a la innovación. Sobre el mismo punto, María José Bravo cuenta que la Encuesta Nacional de Innovación revela que las personas no conocen bien de qué se trata la innovación porque es algo intangible. “Por eso cuesta mucho medir los gastos que se hacen al respecto y hacer estimaciones. Incluso algunos hablan de Innovación y Desarrollo en lugar de Investigación y Desarrollo, los que nos obliga a explicar la diferencia entre ambas”, explica. Dado lo anterior la necesidad de separar los conceptos de I+D e innovación. Revela Bravo que a una empresa que tiene un Departamento de I+D, se le hace más sencillo identificar los recursos destinados a ese ítem, pero que no sucede lo mismo en aquellas que tienen su similar de innovación, por cuanto la información relacionada con esta última cruza toda la compañía y se hace más difícil de cuantificar. “Esta diferenciación que hacemos busca evitar todo tipo de confusión de manera que no haya subestimaciones o sobreestimaciones en los recursos invertidos en cada uno de ellos”, puntualiza.

Mirando el contexto de los países de la región, Díaz-Molina, explica que no hay ningún trabajo parecido a la REI y que se está avanzando en exportar esta iniciativa a Colombia, México, Perú y Brasil, país y que se está en contacto con las escuelas de negocios hermanas de la ESE Business School en estos países con el objetivo de difundir este trabajo y la innovación. Lo que lleva a pensar que Chile tiene una gran oportunidad de ser líder en medir la innovación en la región. Como para no desaprovechar la ocasión.

Fuente: http://www.innovacion.gob.cl/reportaje/como-se-mide-la-innovacion-en-las-empresas/

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 316 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: